Sucesos

“Fauna” pandilleril amenaza desde la cárcel


Ernesto García

“El Chibolón”, “El Sapito”, “El Liendre”, “El Gato”, “El Cola” y “El Niño”. No se trata del juego popular de “La Chalupa”, sino de los apodos con los que son conocidos los integrantes de un grupo de presuntos pandilleros de Bello Amanecer.
Los supuestos antisociales que ahora son acusados de haberle pegado fuego al ropero y a la cama de un poblador de dicho sector, mientras éste asistía a una vigilia en un templo evangélico, están presos en la Estación Policial de Ciudad Sandino.
El teniente Javier Reyes, vocero de la Policía en este municipio, expresó que los seis pandilleros habían ingresado a la casa de su víctima aprovechando que se encontraba en una vigilia evangélica.
Reyes dijo que los sujetos a los que la Policía sólo identifica por sus sobrenombres, tienen un largo historial delictivo como robos con intimidación, robo con fuerza y lesiones.
Además de prenderle fuego al ropero y a la cama de su víctima, los sospechosos, que son considerados “el azote” de Bello Amanecer, también se robaron una tina llena de ropa y una lámina de zinc.
El vocero policial de Ciudad Sandino manifestó que uno de los principales problemas que enfrentan para acusar a estos sujetos, es que ninguno de los vecinos que presenciaron los hechos quiere declarar como testigo por temor a represalias. Es tanto el miedo que los habitantes de Bello Amanecer sienten por los sujetos antes mencionados, que hasta la víctima pidió a la Policía no se revelara su identidad, por temor a que éstos o cualquier otro compinche que aún esté libre le puedan causar un daño mayor.