Sucesos

No oyó el pito y murió arrollado

* Campesino caminaba sobre la vía sin percatarse del peligro, como suelen hacer sus paisanos

JUIGALPA, CHONTALES -Bajo las inmensas llantas de una rastra que trasladaba una aplanadora, murió el campesino Genaro Medina Dávila, de 50 años, cuando caminaba casi al centro de la vía Managua-El Rama, en la comarca San Patricio. Aunque el conductor del cabezal que halaba el remolque intentó esquivarlo, la parte trasera lo impactó irremediablemente.
La rastra KP3, verde, matrícula 136-078, conducida por Luis Alberto González López, trabajador de la empresa Eimep, se dirigía hacia Juigalpa, pero al pasar por el lugar mencionado el transeúnte, que de forma imprudente se encontraba sobre la carretera, no se apartó al ver al vehículo, al parecer jamás escuchó el pito de éste. Tal descuido provocó que las llantas traseras trituraran su cuerpo, el cual al ser examinado presentaba fracturas múltiples y las vísceras expuestas. El cadáver fue trasladado a una unidad de salud, donde lo prepararon para luego entregárselo a sus familiares.
Agentes de Tránsito llegaron a la comunidad de San Patricio, jurisdicción de Comalapa, y a lo inmediato ocuparon el vehículo y detuvieron a Luis Alberto, quien será puesto a la orden del juez Local del Crimen, para que responda por el cargo de homicidio culposo.
Por esta vía circulan vehículos de todo tipo de tonelaje, pero hay personas adultas y menores de edad que irresponsablemente utilizan la carretera como andén, poniendo en peligro sus vidas, debido a que en cualquier momento pueden ser arrollados.