Sucesos

Homicidio en Chiquilistagua


Francisco Javier Ruiz Dávila, de 35 años, fue asesinado de cinco estocadas por tres sujetos desconocidos, cuando se dirigía a su casa, en el kilómetro 13 de la Carretera Vieja a León, en la comarca Chiquilistagua.
Supuestamente el incidente se dio cuando al calor de los tragos salió a relucir una broma en torno a un tatuaje, así lo indicó Leonidas Roque, jefe de Auxilio Judicial de la Policía del Distrito Tres, cuyos oficiales se coordinan con el Distrito Cinco, ya que según investigaciones realizadas, uno de los sujetos que participó en el crimen reside en Reparto Schick.
Una sobrina del difunto lloraba por la pérdida de su tío, alegando que él no tenía rencillas con nadie, que era una persona de bien y siempre fue cariñoso y sobre todo una gran ser humano.
Se ahogó en su sangre
De acuerdo al dictamen médico emitido por el forense del Instituto de Medicina Legal, el obrero de la construcción se ahogó en su sangre, porque una de las estocadas que recibió le perforó un pulmón. Además, se encontraron otras cinco perforaciones hechas aparentemente con un punzón, a juzgar por la dimensión de los orificios.
Los familiares del hombre dijeron que éste fue atacado al menos por tres sujetos con los que supuestamente se encontró cuando regresaba a su casa, luego de tomarse unos tragos, la noche del martes.
Éste es el segundo crimen en el transcurso de diez días que se produce en el trayecto que va del kilómetro ocho al 13 de la Carretera Vieja a León. El pasado domingo 13 de noviembre un agente antidroga fue asesinado en un bar ubicado en el kilómetro ocho y medio de la misma vía, sin que hasta el momento la Policía haya capturado a los autores del crimen.