Sucesos

Suegro y yerno se aniquilaron

* Después de una fiesta patronal y mucho licor ingerido, discutieron y se dispararon

PAIWAS, RAAS
Suegro y yerno se quitaron la vida a balazos después de haber disfrutado de las fiestas patronales del poblado de Ubú Norte, municipio de Paiwas, Región Autónoma del Atlántico Sur, según dieron a conocer las autoridades policiales.
Se conoció que Pedro Armando Jarquín Treminio, de 52 años, y su yerno, Enrique Cárdenas Rayo, de 32, decidieron ir a divertirse a las fiestas patronales del poblado antes mencionado, sin imaginarse que el destino les tenía preparada una mala jugada a ambos.
De revólver a carabina
En la fiesta, suegro y yerno comenzaron a ingerir licor, el que siguieron consumiendo mientras regresaban a sus hogares, en la hacienda Buena Esperanza, ubicada en la comarca Bilampí, del mismo municipio, pero comenzaron una fuerte discusión al calor de los tragos, ya que Enrique disparó su revólver calibre 357, al aire.
Al parecer, Armando no soportó las palabras vertidas por su yerno, por lo que decidió ponerle fin a la discusión y sacó una carabina M-1 y le disparó a su yerno, quien a su vez respondió al ataque con el revólver. Ambos cayeron heridos de muerte.
El informe policial señala que yerno y suegro murieron a los pocos minutos de recibir los impactos de bala, debido a que Pedro Armando recibió un disparo a la altura de la tetilla izquierda y otro en el cuello, mientras que su yerno recibió el proyectil en el pecho, por lo que sus familiares no tuvieron tiempo de buscarles atención médica.