Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Cárcel para homicida
de joven decapitado
La Fiscalía acusó este fin de semana en el Juzgado Segundo Penal de Audiencias, a César Augusto Gómez Rivas y a Guillermo Reyes Garache, acusados por la casi decapitación de Óscar Antonio Reyes Loza, hecho acaecido el sábado pasado, en las Américas Dos. El juez José Luis Araica puso en prisión a los dos acusados y programó la audiencia inicial del juicio de homicidio y lesiones para este 29 de noviembre, día en que se sabrá si Gómez fue golpeado, como lo alegó su defensa, al solicitar una valoración médica legal para el reo.
La acusación indica que la víctima estaba con sus amigos en la vía pública, cuando se acercó el acusado, César Augusto, en compañía de Guillermo, Sergio Meza Rugama y Glen Roy Solórzano. Una vez que Augusto Gómez estuvo frente a Reyes Loza le pidió un córdoba, pero como éste se lo negó, empezó a discutir con él, luego lo agredió a golpes hasta derribarlo. Reyes Loza se levantó y corrió, pero fue perseguido y alcanzado dos cuadras más adelante. Ahí Gómez Rivas presuntamente le dio una estocada en el cuello y le cortó la vena yugular. Herido de muerte, el afectado siguió corriendo una cuadra más, hasta que cayó sobre una silla plástica, en el comedor “Anita”. Al ver esto, los amigos de Reyes Loza huyeron, pero Guillermo Reyes los apedreó hasta lesionarlos, por lo que también fue acusado. Mientras todo eso pasaba, Gómez Rivas se dio a la fuga, pero fue capturado en Villa “José Benito Escobar”, sitio donde se deshizo del arma usada en el homicidio, lanzándola en el patio de un vecino, pero un testigo lo vio.