Sucesos

Sepultan a condegano que pereció en Costa Rica


CONDEGA, ESTELÍ
Recibió cristiana sepultura en el municipio esteliano de Condega el cuerpo de Danilo Hernández González, de 26 años, quien fue asesinado por delincuentes desconocidos, en Costa Rica, al intentar repeler un asalto en un minisúper donde trabajaba como vigilante.
El infortunado compatriota era originario del barrio Solidaridad, de la ciudad de Condega, donde fue velado, en medio de un clima de consternación y demandas hacia las autoridades del gobierno costarricense, para que capturen a los autores de este hecho.
Sólo con “amansalocos”
Hernández vigilaba el negocio armado únicamente con un “amansalocos”, ya que el arma de fuego que su patrón le había asignado estaba ilegal, por lo que la Policía la requisó días antes del atraco.
Este joven viajó a suelo costarricense cuando sólo tenía veinte años, y desde entonces permanecía en territorio tico, donde laboraba, ya que en el municipio de Condega el desempleo alcanza niveles nunca vistos.
Para mala suerte de Danilo, el día de su muerte no le correspondía trabajar, pero uno de sus compañeros le pidió que lo reemplazara porque realizaría unas diligencias familiares, el infortunado accedió de buena gana a esta petición, sin imaginar que encontraría la muerte.