Sucesos

Mata a su tío de un solo garrotazo


Puerto Morazán, Chinandega
Como poseído por Satanás, Gilberto Madrigal Gómez, de 29 años, propinó un solo garrotazo a su tío, Emilio Gómez Rivera, de 35 años, quien murió a las once de la mañana del sábado último, cuando era trasladado a un centro asistencial de la ciudad de Chinandega.
Una nota de prensa de la Policía chinandegana reveló que el crimen ocurrió cuando Gómez Rivera ingería licor “para calmar las penas”, en su vivienda, ubicada del cementerio 200 metros al oeste, en el sector 3 de este poblado camaronero, y su adorado sobrino le pidió un “farolazo”, el cual fue negado y por ello discutieron acaloradamente.
El médico forense que examinó el cadáver de Emilio Gómez Rivera, dijo que éste murió por trauma cráneo encefálico tras recibir el golpe contundente en el parietal izquierdo.
La vocería policial de este departamento confirmó que el victimario fue detenido.
Muerte instantánea
Otro crimen que estremeció Chinandega el fin de semana ocurrió cuando el campesino Úrsulo Osorio Sánchez, de 55 años, disparó su rifle calibre 22 e impactó en la cara de Porfirio Escalante Andara, quien murió de manera instantánea.
El hecho sangriento ocurrió a las nueve y media de la noche del sábado último, de la Escuela “Los Araditos”, 500 metros sobre la carretera, en el municipio fronterizo de Cinco Pinos.