Sucesos

No acusarán al asesino de su hijo

* Familia, amenazada, está resignada a dejar la justicia a Dios

Ernesto García

El horror de haber perdido a un hijo a manos de un criminal fue revivido este fin de semana por la familia Rosales Chávez, cuando su hijo, el taxista Óscar René Chávez Rosales, de 43 años, fue ultimado de manera salvaje por un sujeto a quien únicamente conocen como “El Negro Denis”.
El crimen contra Óscar René Chávez sucedió exactamente 26 años y cuatro meses después de que su hermano, Guillermo de Jesús, fue asesinado. El cadáver de éste nunca fue encontrado, relató entre sollozos su progenitora, Vilma Rosales de Chávez.
Al igual que hace 26 años, doña Vilma asegura haber hecho un “pacto” con Dios y que no pedirá a las autoridades castiguen al sujeto que masacró a su hijo “porque su palabra dice que la ira será de Yahvé, mi padre”, justificó.
“Yo le digo al que mató a mi hijo que no huya, que se esté tranquilo, porque no haré uso de las leyes terrenales”, repitió doña Vilma, quien para demostrar que su fe no es vana, dijo que el hombre que mató a Guillermo de Jesús murió hace pocos meses, en un motel, tras un encuentro con una trabajadora sexual.
Lo destriparon
Don Óscar Chávez Obando dijo que su hijo fue asesinado de manera salvaje, porque al ser llevado inicialmente a su casa tenía el cráneo partido en dos, una fractura en la mandíbula y vomitaba la sangre.
Al igual que su esposa, Vilma, don Oscar dice que no presentará denuncia ante la Policía, pero no sólo por motivaciones religiosas, sino porque “El Negro Denis” los mandó a amenazar con matar a otros miembros de la familia si lo acusaban.
Por versiones de vecinos del lugar donde fue encontrado agonizando Óscar René, la tarde del pasado jueves, se conoció que el crimen fue porque éste supuestamente se resistió a entregarle una gorra a su victimario.
Policía no investigará
Este horrendo crimen podría quedar en la impunidad no sólo por el hecho de que los padres de la víctima por razones religiosas no interpondrán denuncia, sino porque la suboficial mayor Daniela Ruiz, del Distrito Cinco, dijo que las autoridades no investigarán el crimen.
“En estos casos nosotros respetamos la decisión de la familia. Además, nosotros no tenemos conocimiento de lo sucedido”, aseguró la funcionaria de la Dirección de Información y Análisis del Distrito Cinco de la Policía.
Sin embargo, el Código Procesal Penal, en su artículo 223, establece que la Policía está obligada a investigar de oficio cualquier hecho delictivo del que tenga conocimiento.