Sucesos

Trifulca en los juzgados

* Familias de fallecido y de supuesto homicida se enfrentaron a golpes, tras la audiencia inicial

Lizbeth García

Una trifulca nunca antes vista tuvo lugar este martes, en el parqueo noroeste del Complejo Judicial Nejapa, donde dos familias se enfrentaron a golpes y arañazos al término de la audiencia inicial donde el juez Abelardo Alvir remitió a juicio oral a Francisco Xavier Hernández, alias “El Garrobo”, de 22 años, acusado por el homicidio de Milton José Romero, de 17 años.
Romero recibió un disparo en el pecho cuando caminaba por la vía pública, donde desgraciadamente se desarrollaba un pleito de pandillas. Esto ocurrió el 22 de junio de 2005, en el barrio “Jorge Dimitrov”.
En la audiencia inicial, el juez Séptimo Penal de Audiencias le reconfirmó la prisión a “El Garrobo”, quien deberá esperar tras las rejas a que llegue el 16 de diciembre, día en que su caso será conocido por un jurado que decidirá si es culpable o no.
Pero los familiares de la víctima, anticipándose al juicio, le gritaron al acusado que era un asesino cuando era llevado por la Policía a la cárcel, lo que originó la molestia de los familiares del reo, que terminaron enfrentándose a golpes con el otro grupo. Se necesitaron varios policías para contener el pleito, pero no hubo detenidos.
Otro homicidio, pero menos escandaloso
Minutos después, pero en el Juzgado Cuarto Penal de Audiencias, la juez Marta Martínez, le decretó la prisión preventiva a Jairo Eduardo López Martínez, acusado por homicidio en perjuicio de Mario José Roa, hecho acaecido este fin de semana, en las afuera de un bar del Mercado “Israel Lewites”.
La defensa de López solicitó a la juez que no admitiera la acusación y que liberara al acusado porque ni se ocupó el arma blanca con la que se cometió el homicidio ni se determinó en la acusación la cantidad exacta de estocadas que la víctima recibió, porque si bien es cierto habla de que la victima recibió una puñalada en el abdomen, el dictamen dice que Roa murió por laceración cardíaca por herida penetrante en el tórax.
Sin embargo la juez admitió acusación, puso al acusado en prisión y programó la audiencia inicial para el 22 de noviembre, pero Martínez le recordó al Ministerio Público que debe presentar elementos “más convincentes” para probar la presunta autoría del acusado en el crimen.