Sucesos

Discusión de amigos con violento fin

* Uno le disparó al otro, tras retarlo, sin darle tiempo a que tomara su arma * Nadie sabe por qué pelearon, y el autor no ha sido capturado

NUEVA GUINEA -Juan Antonio Obando, de 56 años, murió victima de un balazo, tras una discusión con su amigo, Víctor Manuel Carvajal. Según versiones de los familiares, aparentemente todo marchaba bien entre ambos hombres, pero de pronto surgió una discusión y Víctor le expresó a Juan: “¡Si sos hombre sacá tu pistola y dispará, para que arreglemos este asunto!”.
Pero antes que Juan se armara para defenderse, Víctor le disparó y de inmediato se dio a la fuga, al ver que su amigo caía abatido, víctima del impacto.
Los familiares al instante levantaron a Juan Antonio y lo trasladaron al hospital más cercano, pero en el camino falleció sin recibir asistencia alguna. Sin más que poder hacer por su ser querido, los familiares regresaron a casa y presentaron la denuncia ante la delegación policial de Nueva Guinea, que respondió enviando una patrulla para investigar el crimen y lograr la captura del autor.
Hasta el momento se desconoce si el señalado fue detenido, al igual que se ignoran las causas de la discusión que condujeron a tan doloroso final.
Los hechos ocurrieron en la parte rural de la colonia San Pablo, al norte de Nueva Guinea.
Capturan a “Sangre de Toro”
Por otro lado, la Policía de Nueva Guinea dio a conocer que Everth Aragón Díaz, de 35 años, alias “Sangre de Toro”, fue capturado después de cuatro meses de ardua búsqueda por el asesinato de quien en vida fuera Santos Enrique Miranda.
Según una fuente policial, a “Sangre de Toro” se le menciona como el principal sospechoso en la muerte y robo del arma de reglamento de Miranda, quien se desempeñaba como guarda de seguridad del transmisor de Radio Manantial, en Nueva Guinea.
El diez de julio del presente año, en horas de la noche, el guarda fue encontrado sin vida y sin el arma que le servía para desempeñar sus labores, por lo que quedó claro que el móvil del crimen fue el simple robo, al que la víctima pudo haberse resistido, lo que le hizo merecedora de la muerte.
La Policía de Zelaya Central puso tras las rejas a Everth y lo presentó ante le Ministerio Público por los delitos de asesinato y robo, para que lo acuse ante el juez correspondiente.
A “Sangre de Toro” también se le involucra en varios asaltos y asesinatos en Zelaya Central y Río San Juan, concluyó la fuente policial.