Sucesos

Hallan 8 mil tiros de Ak en bus expreso Jalapa-Managua


OCOTAL, NUEVA SEGOVIA -Mientras la Policía revisaba y husmeaba las maletas de un bus expreso que cubre la ruta Jalapa-Managua, el último viernes, como parte del Plan Diciembre, Francisco Castellanos Castellón, de 40 años, con sigilo bajó de la unidad para huir de la vista de los gendarmes.
El hombre, oriundo de esta cabecera departamental, supuso que los agentes se habían topado con unas cajas de cartón, y dentro de éstas, seis cajas metálicas con un material muy pesado, y al abrirlas: ¡sorpresa!... munición para fusil AK. El pasajero no caminó mucho pues fue apresado como presunto dueño de la atípica mercadería.
¿De dónde realmente procedía?
El subcomisionado Julián Lumbí, jefe de Seguridad Pública de la Policía neosegoviana, informó que los cartuchos iban con destino a Jalapa, donde una nueva requisa practicada al mismo expreso por policías de aquella localidad, localizaron otras dos cajas con el “tesoro”, muy cotizado por organizaciones del narcotráfico y del terrorismo internacional. En total el bus llevaba entre los maletines 8 mil municiones en ocho cajas de metal que el ayudante del bus montó en la capital, como cualquier mercadería, y simulando --por su peso y volumen-- ser repuestos para automotores.
Lumbí dijo que Castellanos Castellón será remitido a la Fiscalía del Ministerio Público, por tráfico ilícito de armas, y de ser encontrado responsable por el tribunal, será privado de libertad de diez a doce años, decomiso de bienes e inmuebles y multa de 100 salarios mínimos. Como las investigaciones de procedencia y destino son realizadas con celoso sigilo por parte de las autoridades, es difícil determinar la procedencia real de los miles de tiros.
Sospechan que para afuera
Por ahora --apuntó Lumbí-- están determinando “qué tipo de vínculos puede tener este individuo (Castellanos Castellón) con otras personas de nuestro departamento (Nueva Segovia) o con otras que están relacionadas al territorio fronterizo de Honduras”. Por la cantidad de munición suponen que es tráfico de armas ilícitas con destino a Honduras, porque en Jalapa nadie esperó las cajas.
Con esto devienen las autoridades policiales que por el territorio nacional se trafica con armamento de guerra, destinado al mercado negro, o hacia regiones conflictivas, como Colombia, o son enviadas a manos de carteles de la droga.
Para Honduras también hay salida legal por el puesto de El Porvenir, jurisdicción de Jalapa, además de puntos ciegos, cuyo tránsito se ha facilitado con la limpieza de minas que ejecutan la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Ejército Nacional.