Sucesos

Pleito vecinal y un joven macheteado


Orlando Barrios

En medio de la crisis que azota al sector salud, en horas de la mañana del lunes, médicos del Hospital “Lenín Fonseca” sometieron a una cirugía reconstructiva de manos a Ernesto Bismarck Obando Rocha, quien ingresó con sus miembros que pendían de un hilo de carne y con dos machetazos en la cabeza.
El joven se recupera en la sala de Ortopedia de dicho hospital. Ernesto narró que los galenos lograron, a través de una cirugía, repararle nervios y tendones, sin embargo, el muchacho de 20 años sólo tiene movilidad en la mano derecha, porque la mano izquierda necesita terapia.
El convaleciente relató que ese día iba a la pulpería, cuando fue interceptado por dos sujetos, quienes portaban machetes y la arremetieron en su contra. “Ellos me propinaron varios filazos y yo metí mis manos, luego me dieron dos en la cabeza”, recordó el joven.

Agresión a su suegra
Refirió que horas antes que lo lesionaran, en la casa de su suegra, Rosa Argentina Ríos Duarte, se había registrado una trifulca vecinal, debido a la colocación de una “montaña” de tierra que impedía el pase de la basura y del agua sucia de la vivienda de don Alejandro Aguilar.
Unos pandilleros se sumaron en defensa de Rosa Argentina y lanzaron piedras a la vivienda de la familia agresora, cuyos miembros se armaron de machetes y piedras para enfrentar a los antisociales. Cuando llegó la Policía, los pandilleros huyeron, pero los oficiales arrestaron a Aguilar y a Eloyda, su esposa, quienes fueron trasladados a una celda preventiva del Distrito Tres.
No obstante, los hijos del matrimonio reaccionaron de forma violenta y la emprendieron, supuestamente, contra Eddy Samuel López Ríos, hijo de Rosa Argentina, quien intentó huir por las principales calles del barrio.
La versión que proporcionó el lesionado fue que al parecer a él “lo confundieron”, porque no participó en la trifulca que se había originado en horas de la madrugada del lunes.
Por su parte, la jovencita Charlie de los Ángeles López, manifestó que el problema es de la familia Aguilar, pues Eloyda y su nuera, Yolanda, permanentemente la ofenden a ella y a su hermana, a quienes tachan de “unas z... y unas p...”.
El hecho se registró a las tres de la mañana del lunes, en el barrio “Jonathan González”, de la Cámara de Comercio, cuatro cuadras al este.