Sucesos

Secuestrador ante el juez

* Formaba parte de una banda que secuestró a un muchacho por el cual pedían un millón

Muelle de los Bueyes -Rigoberto de Jesús Treminio Martínez, de 20 años, habitante de la comarca La Tigra, municipio de Muelle de los Bueyes, arreaba un lote de semovientes en compañía de su padre, del mismo nombre, cuando de pronto dos hombres armados, vestidos de ropa militar y encapuchados, le salieron en el camino y le dijeron “bajate y seguinos”.
Rigoberto Treminio, de aproximadamente unos 50 años, muy asustado solicitó a los encapuchados que por favor dejaran libre a su hijo. Ellos le contestaron que pronto lo tendría de regreso. Horas más tarde, don Rigoberto recibió un mensaje, a través de un encomendado, en el que le decían que su hijo estaba bien, pero que si lo quería ver vivo, les depositara en un determinado lugar un millón de córdobas, y que eso sería suficiente para que el joven volviera a casa con vida, de lo contrario moriría.
El productor inmediatamente se presentó ante la delegación de Policía de Muelle de los Bueyes, donde interpuso formal denuncia sobre la suerte de su joven hijo.
Acorralan a plagiarios
Según el comisionado Tomás Bárcenas Zapata, jefe de la delegación policial de Zelaya Central, en cuanto se recibió la denuncia, formaron un equipo especial antisecuestros y utilizando la inteligencia policial lograron acorralar a la banda plagiadora.
Tres días después del secuestro, lograron la captura de uno de sus miembros, cuyo nombre es José Santiago Sandoval Flores, de 24 años originario del municipio de El Tortuguero, quien custodiaba al secuestrado.
La familia no desembolsó ni un córdoba del millón que los plagiadores pedían a cambio de su liberación. La captura del delincuente tuvo lugar en una comunidad vecina al poblado La Campana, ubicado entre los municipios de Villa Sandino y Muelle de los Bueyes.
Una patrulla policial aún está dando persecución a la otra parte de la banda con el fin de eliminarla, confirmó el comisionado Bárcenas Zapata, que a su vez dio a conocer que el capturado está a la orden del Ministerio Público, que lo acusará por el delito de plagio.