Sucesos

Breves judiciales


Acusan a pandilleros
La Fiscalía acusó en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias, por asociación e instigación para delinquir y lesiones dolosas, a Ricardo Antonio Ocampo, alias “Bombe”, Jimmy Alexander Jirón, José Luis Jiménez y Rubén Antonio Martínez, alias “Rubén Loco”, supuestos miembros de la pandilla “La Raza”, del barrio Cuba, la que presuntamente macheteó a padre e hijo sin motivo aparente. La relación de hechos explica que el seis de noviembre en la noche, Anthony José Estrada, de 18 años, estaba jugando fútbol en la cancha del barrio Dignidad, ubicado cerca de Linda Vista, hasta donde llegó a insultarlo la pandilla antes mencionada. En ese momento, Harry Dayton Estrada se fue a su casa, ubicada en Santa Ana, para avisarle a Luis Armando Estrada que su hijo estaba en peligro. El hombre inmediatamente se fue a la cancha e intentó mediar con los antisociales para que no agredieran a Anthony, pero lo que consiguió fue que los apedrearan. Al ver eso, padre e hijo huyeron, pero los presuntos pandilleros los siguieron. Supuestamente, “Rubén Loco” le dio un machetazo en la espalda a Anthony, quien se refugió en una vivienda, de donde lo sacaron para que “Bombe” lo amenazara de muerte, colocándole un machete en la garganta, no obstante, “Rubén Loco” le dijo: “Te vamos a perdonar la vida”. Luego agredieron a patadas y machetazos al padre, quien ahora sufre trauma cráneo encefálico, trauma en los huesos del lado izquierdo de la cara y lesiones en cabeza y rostro. La Fiscalía pidió en la acusación prisión para tres de los acusados detenidos y una orden de captura para “Rubén Loco”.
Supuesto violador a juicio oral
La juez Tercero Penal de Audiencias, Henryette Casco, programó para el 13 de enero el juicio oral para Pedro Rivas Moraga, de 31 años, acusado de la supuesta autoría del delito de violación frustrada en perjuicio de una mujer de 42 años, que es enferma mental. El imputado se encuentra bajo medidas alternas a la prisión preventiva. Los hechos se dieron en el barrio San Antonio Sur, ubicado en Carretera a Masaya, cuando el acusado supuestamente aprovechándose de la discapacidad de la mujer, entró al cuarto de la casa, se desnudó y se sacó el órgano viril al tiempo que intentaba desnudar a la víctima, pero en ese momento llegó el hijo de la dama y lo obligó a huir.
Juicio por un costoso televisor
Por el supuesto hurto de un televisor Sony de 21 pulgadas, valorado en 10,999 córdobas, la Fiscalía acusó en el Juzgado Cuarto Penal de Audiencias a un ex empleado de la tienda La Curacao y a su amigo, quienes están citados para comparecer ante la juez Marta Martínez, el 21 de noviembre. La acusación refiere que el 20 de agosto José Véliz retiró de La Curacao Larreynaga, donde trabajaba su amigo Rodrigo José Lugo, el electrodoméstico antes descrito, el cual estaba a nombre de otro cliente. El faltante se descubrió cuando Grace López, Gerente de tiendas, hizo inventario físico de productos.