Sucesos

Un homicidio y una muerte accidental

* En ambos casos, las víctimas estaban ebrias

MATAGALPA -Dos personas murieron en diferentes municipios y circunstancias, durante el fin de semana, en este departamento. Una murió tras recibir una puñalada en el abdomen, mientras la otra, pereció al ser catapultada por su caballo.
El primer hecho sangriento se registró en el lugar conocido como el empalme de El Comején, municipio de Rancho Grande, donde fue asesinado el campesino Cándido Pérez Mendoza, de 28 años, quien estaba ebrio, según la denuncia interpuesta por la señora Dorotea Mendoza Hernández.
La denunciante dijo que el joven estaba en compañía de Miguel Mendoza Hernández, y al calor de los tragos los dos hombres empezaron una riña, la que finalizó hasta que Miguel sacó un enorme cuchillo y sin pensarlo dos veces lo hundió en el abdomen de su compañero de tragos, quien cayó herido de muerte, sin dar tiempo a sus familiares de buscar atención médica, pues expiró pocos minutos después.
El autor de este hecho sangriento, quien también resultó ser familiar de la víctima, se dio a la fuga con rumbo desconocido, por lo que ahora es buscado por la Policía de Rancho Grande, para que pague por el delito cometido.
En Terrabona
En la comarca Las Palomas, del municipio de Terrabona, perdió la vida el campesino Genaro Meza Martínez, de 58 años, quien al ser catapultado por su caballo cayó dentro de una poza, donde pereció ahogado.
El hecho se registró a la una y media de la tarde del domingo, cuando don Genaro se movilizaba montado en su caballo, con sus buenos tragos entre pecho y espalda, pero al pasar por el río de la comarca en mención, el caballo tropezó con una piedra y el montado fue lanzado a la fuente de agua.
La Policía aseguró que debido a la edad y al estado de embriaguez del afectado, éste no pudo salir del agua y pereció por ahogamiento. El cuerpo fue rescatado por sus familiares y amigos para darle cristiana sepultura.