Sucesos

Sucesos departamentales


Se suicida tras regaño de su padre
Leopoldo López / DIRIOMO, GRANADA -El ciudadano José Bermúdez Pavón, de 35 años, decidió terminar con su existencia, antes que dejar las bebidas alcohólicas, a pesar de los ruegos de su padre, don José María Bermúdez Lazo, de 79 años, quien al verlo llegar totalmente ebrio a la casa lo regañó. Luego, el anciano salió a visitar a un familiar en la comarca El Guapinol, de la jurisdicción de Diriomo, pero al regresar encontró a José acostado en el patio, vomitando espuma y ya había poco que hacer. El médico forense, Mario Hernández, dictaminó intoxicación por órgano fosforado MTD, utilizado para fumigar frijol.
Sin pistas de computadoras judiciales
Alberto Cano / JINOTEPE, CARAZO -Hasta ayer la Policía de Jinotepe seguía sin identificar a los sujetos que se metieron a robar al Juzgado Civil de Distrito de esta ciudad, de donde se llevaron dos computadoras, ambas valoradas en 700 dólares. Se cree que los hechores pudieron haberse ocultado en el interior del edificio judicial y esperaron a que saliera el personal que ahí labora para cometer el atraco.
Invitado lo despoja de cadena oro
Leopoldo López / DIRIOMO, GRANADA -Pedro José Centeno, de 38 años, residente en la comarca El Guapinol, denunció en la delegación de Policía del municipio de Diriomo que fue objeto de un supuesto robo con violencia de parte del ciudadano Alejandro Lovo, quien se acercó hasta donde el denunciante estaba ingiriendo licor con Alejandro Bonilla López. Al ver llegar al sujeto, los bebedores lo invitaron a que los acompañara a disfrutar de los tragos de licor, pero al calor de los mismos Lovo se lanzó sobre Centeno para arrebatarle una cadena de oro de diez gramos. La Policía detuvo al sujeto y lo puso a la orden del Ministerio Público.
Dos robos callejeros
Alberto Cano / JINOTEPE, CARAZO -Carlos Rafael Bendaña Ramos fue despojado de su cartera, donde cargaba ocho dólares, además de una cadena de oro que le había costado dos mil córdobas, hecho que la Policía registró con autores desconocidos en Jinotepe. En esta misma ciudad fue asaltada Maryeri Aburto García, a quien un sujeto le arrebató una mochila escolar donde cargaba su billetera con mil 100 córdobas. Ambos hechos investiga la Policía de Jinotepe.
Víctima de Roberto Carlos
Yelba Tablada / ACOYAPA, CHONTALES -De dos mil córdobas en efectivo y una bicicleta fue despojado Ricardo Javier Hernández, quien supuestamente fue asaltado por Roberto Carlos Acosta, cuando pasaba frente al bar El Oasis, ubicado en el casco urbano de Acoyapa, en la salida a San Carlos. Ricardo Javier circulaba en su “bici”, y al pasar por el lugar referido, Roberto Carlos (pero no el cantante) le salió al paso armado de un filoso puñal, y bajo intimidación lo obligó a detener su marcha. Una vez que neutralizó a su víctima le colocó el cuchillo en la garganta y de la bolsa del pantalón de Ricardo Javier sacó los dos mil córdobas, luego lo tiró contra el suelo, y a bordo de la bicicleta del denunciante se dio a la fuga. El despojado se movilizó a la Policía de Acoyapa y un agente de Auxilio Judicial le tomó la denuncia. Una patrulla de infantería recorrió la zona sin obtener resultados positivos. Roberto Carlos fue detenido cuando caminaba por una de calle de Acoyapa, en completo estado de ebriedad, y los agentes le ocuparon quinientos córdobas en efectivo y la bicicleta que minutos después del robo dejó botada. El subcomisionado Efraín Sevilla aseguró que el ahora detenido tiene antecedentes penales, ya que cada vez que ingresa al municipio, procedente de Costa Rica, comete robos con Intimidación y posteriormente se refugia en el país del sur.
Explosivo en casa recién comprada
Francisco Mendoza / MATAGALPA -Señora que se trasladaba a una vivienda que recién había comprado se llevó tremendo susto al ver que en su nuevo hogar había un artefacto explosivo, por lo que asustada y con temor a que explotara de un momento a otro, llamó a la Policía. Juana Castro aseguró que compró una vivienda en el barrio Guanuca, y cuando se trasladó con su familia vivió momentos de peligro por la presencia del explosivo, por lo que tomó todas las medidas necesarias para evitar una tragedia. Una patrulla se presentó al lugar, y efectivamente encontró en la vivienda una granada de RPG-7, con toda su carga explosiva, la que fue trasladada con mucho cuidado al comando policial, sin mayores consecuencias, debido a que el artefacto explosivo estaba en perfecto estado.