Sucesos

Decenas de estafados con el cuento de la visa


ESTELÍ -Decenas de víctimas en Estelí y Matagalpa están apareciendo, luego de la captura de un hombre que junto a otros tres compinches estafaba a los incautos con la promesa de tramitar la visa norteamericana.
Edgard Gámez Illescas enfrenta bajo arresto domiciliar el proceso por el delito de estafa en perjuicio de al menos quince ciudadanos a quienes despojó de una gran cantidad de dólares.
El detenido es residente del barrio “Juno Rodríguez”, de esta ciudad, y fue denunciado por varias personas como miembro de un grupo de estafadores, quienes presuntamente desde meses atrás venían timando a decenas de familias de este departamento.
Supuestamente Gámez actuaba en compañía de los sujetos Israel Antonio Flores, conocido con el mote de “El Negro”, residente del barrio “Orlando Ochoa”, de Estelí, y de otros dos elementos identificados como Carlos Hernández, quien servía de guía para estafar a quienes tenían la ilusión de viajar a los Estados Unidos, así como Marvin Blandón.
Según las víctimas, desde hace meses estos sujetos las han despojado de dinero y objetos, así como de vehículos, bajo la promesa de conseguirles la bendita visa.
De acuerdo con versiones de una de las personas afectadas, que brindó testimonio ante la Policía, los estafadores cobraban entre diez mil y cinco mil dólares, y también aceptaban prendas de oro y vehículos por sus “servicios”.
En el momento de la captura, la Policía le ocupó a Gámez Illescas la camioneta Chevrolet, azul, placas 189-196.
También con previa orden judicial, la Policía realizó un allanamiento en la casa de Israel Antonio Flores, donde se ocupó varios objetos que supuestamente eran entregados por las personas que necesitaban viajar a Estados Unidos y no tenían dinero para pagar la cantidad que les exigían.
Entre México y Guatemala
Los denunciados son señalados de forma directa por los afectados, ya que como grupo tenían definidas sus funciones para estafar a los incautos.
Numerosas personas aseguran que esos individuos los dejaban abandonados a su suerte en la frontera entre Guatemala y México, después de quitarles hasta el último centavo.
Y es que según un abogado esteliano, esos tipos hacen negocios redondos con la gente incauta, porque inicialmente ofrecen la visa norteamericana, y ya cuando tienen el dinero en sus manos les dicen a las personas estafadas que se “vayan mojados”, es decir, ilegales.
El jurista, que por razones obvias de seguridad pidió a este periodista no publicar su identidad, señaló que para llegar a Guatemala, sobre todo si es por tierra, es decir en autobús, no se gastan más de cien o ciento cincuenta dólares, por lo que a los “coyotes” les quedan ganancias extraordinarias.