Sucesos

Sucesos Insólitos


Compre casa y se lleva una novia
Por tan sólo 600 mil dólares, un soltero de entre 40 y 60 años podrá comprar una hermosa casa, totalmente equipada (que hasta incluye una novia). Deborah Hale, de 48 años, publicó un aviso en el sitio de subastas on line eBay, en donde ofrece su casa en Denver, Estados Unidos, a un hombre que quiera pasar el resto de su vida junto a ella. “Busco lo que quiere cualquier mujer: verdadero amor”, asegura Hale, que además abrió su propio sitio de internet para publicitar la venta de su hogar. La casa en cuestión, es una especie de gran bungalow de 1910, con numerosos ambientes, todos sumamente equipados, amplios espacios verdes, ideal para pasar una vida en familia. Hale sólo vive allí parte del año, ya que el resto del tiempo se dedica a manejar su joyería en Albuquerque, Nuevo México. Desde que publicó su casa en eBay ha recibido más de 60 respuestas. “Debo decir que todos los e-mail y comentarios que me llegaron fueron muy generosos y muy amables”, destacó Deborah. Por tratarse de un caso atípico el portal de subastas habilitó una categoría especial por la que una “oferta” no necesariamente significa un compromiso de compra. La particular subasta finalizará el día de San Valentín del año que viene.
Y ¿dónde está el “sexo explícito”?
La justicia británica falló a favor de una consumidora de pornografía que demandó a una distribuidora por venderle vídeos “no tan extremos” como los que publicitaba. Pabo Ltd., una empresa dedicada al comercio de vídeos pornográficos vía mail, deberá pagar más de 10 mil dólares de multa por publicitar “sexo explícito”, que luego no aparece en los vídeos que vende. Al menos eso es lo que asegura una consumidora que entabló una demanda contra la empresa, luego de que desestimaran sus reclamos. Según denunció la compradora, las imágenes de “sexo explícito” que figuraban en las tapas de los tres videos que compró por mail, no aparecían en las películas. La Justicia finalmente le dio la razón, y ahora la compañía deberá pagar más de 7 mil dólares de multa, otros 3.600 en concepto de gastos administrativos y, finalmente, 133 dólares de compensación para la defraudada mujer. “Dado que la compañía no tuvo en cuenta las quejas de la consumidora, entonces ella decidió entablar una demanda por publicidad engañosa”, explicó en los juzgados del condado Peter Denard, de “Trading Standards”, un organismo de defensa al consumidor. Denard aseguró que “la gran mayoría de los consumidores de este tipo de productos tiene vergüenza de realizar un reclamo, por lo que las compañías terminan aprovechándose de ellos”.
Ladrón huye espantado ante centenario
Un anciano de 102 años se encuentra internado en el Hospital “North Shore”, de Takapuna, Auckland, Nueva Zelanda, luego de enfrentar a un intruso en medio de la noche. Molesto por algunos ruidos, Albert Halley se despertó a las 4:40 de la mañana, y se encontró con un ladrón en su cuarto. Sin embargo, en lugar de permanecer en su cama simulando estar dormido, el valiente anciano logró sentarse en la cama, y se agarró bien fuerte a su andador para ir a enfrentar al intruso. Alarmado, el delincuente huyó a toda velocidad, evitando ser golpeado por el veterano y su improvisada arma. Si bien logró espantar al intruso, el señor Halley sufrió un colapso nervioso, por lo que debió ser internado. Según los informes forenses, el ladrón había hecho una escala en la cocina del anciano, en donde se sirvió algo de comer antes de ingresar a su habitación. Dado que el episodio ocurrió en la oscuridad, la descripción del atacante es muy vaga, por lo que las posibilidades de encontrarlo son pocas.
Herida luego de ser arrastrada por globo
Kathleen J. Long, de 53 años, oriunda de Phillipsburg, Nueva Jersey, Estados Unidos, resultó gravemente herida luego de ser arrastrada varios metros por el globo aerostático de su marido,
Si bien aún no está muy claro cómo sucedió el accidente, según los testigos, la mujer estaba ayudando a su esposo a despegar el globo cuando su pierna se enredó en una soga y se elevó por los aires. Pese a sus intentos por liberarse, continuó atada al globo mientras éste atravesaba una zona boscosa arrastrándola por entre las copas de los árboles. Una vez que logró desatarse de la soga descendió desde unos 15 metros de altura, hasta caer sobre el techo de un granero, resultando gravemente herida. Actualmente, se encuentra internada en el Hospital Saint Luke, de Bethlehem, donde permanece en estado crítico.