Sucesos

Brujerías afloran en litigio

* Dos grupos se disputan por igual finca cafetalera, donde desenterraron muñeco y conjuros, que fueron destruidos por la Policía

LA DALIA, MATAGALPA -Un conflicto de tierra dejó tres heridos y cuatro detenidos en el municipio de La Dalia, después que éstos se enfrentaron a pedradas al disputarse quiénes cortarán el café en este año, por lo que la Policía tuvo que intervenir para evitar que hubiera un muerto.
El capitán Omar Martínez Rodríguez, jefe de la Policía de La Dalia, dijo que el conflicto inició hace unos tres años, cuando la finca San Antonio, ubicada a unos dos kilómetros del poblado, fue entregada por el gobierno a los desmovilizados de Las Tunas, pero hay otro grupo cuyos miembros aseguran haber sido trabajadores de Agresami y se consideran con derecho a la propiedad.
El jefe policial explica que año con año, cada vez que se aproxima la cosecha cafetalera, se dan estos conflictos por la recolección del grano de oro, pero en esta ocasión el grupo que no fue beneficiado por los acuerdos de Las Tunas, se metió a cortar café por la fuerza, por lo que las personas que están en posesión de las tierras los enfrentaron a pedradas y el resultado fue cuatro detenidos y tres heridos.
Asimismo se conoció que días atrás ya habían tenido un enfrentamiento, pero la semana pasada la situación se tornó más violenta, pues salieron a relucir machetes y armas de fuego, como escopetas, pistolas, rifles calibre 22 y cuatro lanzamorteros caseros; todas las armas fueron ocupadas por la Policía.
El capitán Martínez señaló que esta situación es una bomba de tiempo para la Policía, debido a que de un momento a otro puede resultar un muerto en estos enfrentamientos, por lo que las autoridades correspondientes tienen que buscar la forma de solucionar la situación, antes que ocurra un hecho relevante.
Culpan a dirigente campesino
Algunos campesinos han asegurado que están utilizando “brujerías” para sacarlos por las malas de la propiedad, donde han encontrado muñecos perforados con alfileres por todos lados, pelos raros, plumas y líquidos, de lo que culpan al campesino Viviano Mendoza, beneficiario de los acuerdos de Las Tunas, como el autor de esta situación.
Pero los del otro bando señalaron que todo es mentira, sólo una maniobra para culpar al campesino, quien es catalogado como un líder, por lo que ahora le achacan el muñeco que fue incinerado por la Policía.
Al respecto, el capitán Martínez confirmó que en la propiedad en conflicto encontraron uno muñeco, pelos, plumas y otras sustancias, que, según los entendidos en la materia, son utilizados por personas que practican la brujería, considerada por la Policía como “vagancia”, pero que sí fueron quemados por las fuerzas públicas, concluyó.

Pie de foto. Brujería

CORTESÍA FOTOCENTRO LA DALIA / END
Éste es el muñeco “maléfico” con alfileres, que fue incinerado por la Policía.

Pie de foto, brujería 1.

CORTESÍA FOTOCENTRO LA DALIA / END
La imagen lo dice todo.