Sucesos

Golpiza despiadada


Dos jóvenes fueron agredidos a tubazos, la madrugada del martes, cuando regresaban de divertirse en un billar ubicado cerca del semáforo de El Colonial, por casi quince sujetos que se movilizaban en bicicletas.
Guillermo Ernesto López Ocón, de 23 años, fue el que resultó con más lesionado, pues recibió dos tubazos en la cabeza y del Hospital “Roberto Calderón” fue trasladado al “Antonio Lenín Fonseca”, donde después de realizarle una tomografía lo ingresaron a sala de cirugía, debido a su estado de salud delicado.
María Valverde fue la persona que trasladó a Guillermo y a su sobrino al centro asistencial y expresó que ya no soportan el actuar delincuencial de “Los Sumis”. Agrega que “llegan al barrio sólo a dañar la propiedad privada y a las personas que siempre quieren divertirse sanamente, o que no se meten con esos vagos”.
En el mismo incidente recibió un tubazo en la nariz el adolescente Jonathan Vargas Cruz, de 17 años, quien acompañaba a Guillermo, pero según Jacqueline Cruz, madre del infortunado, a su hijo no lo golpearon tanto como a “Memo”. Guillermo trabaja en el taller de Manuel Vargas Gaitán, donde además habita, debido a que sus familiares viven lejos, según informó don Manuel.