Sucesos

Sucesos departamentales


Accidentada por irresponsable
Máximo Rugama / ESTELÍ -Con fuertes golpes resultó la ciudadana Gema del Carmen Gutiérrez Rodríguez, originaria del municipio de San Sebastián de Yalí, al ser arrollada por una camioneta, cuyo irresponsable conductor de inmediato se dio a la fuga. El hecho se registró cuando la afectada caminaba de sur a norte, sobre la acera, y fue impactada por la camioneta roja, placas 150-863, que circulaba de sur a norte, la que según testigos realizó un zigzag y se subió al andén, donde golpeó a la infortunada por la espalda. Debido al impacto, Gema del Carmen, de 22 años, quedó tirada en el piso y los transeúntes la trasladaron al Hospital San Juan de Dios. El caso es investigado por la Policía esteliana.
Violenta reacción ante acusación
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES -Con la boca “reventada” y la lengua partida resultó el joven Roberto Antonio Gutiérrez Pérez, quien fue noqueado por un ayudante de albañilería identificado como Enrique, al reaccionar de manera violenta cuando la víctima supuestamente lo señaló de violador. El bochinche se originó en un solar propiedad de Juan Carlos Bolaños, patrón del presunto autor, cuando de pronto apareció Roberto Antonio y aparentemente sin discusión previa comenzó a ofender a su agresor. El obrero de la construcción tomó un machete y le asestó un cinchazo en la espalda y luego protagonizaron la riña callejera en la cual llevó la peor parte Gutiérrez Pérez, que no pudo esquivar una lluvia de golpes que le descargó su rival. Juan Carlos Bolaños, patrón del agresor, señaló que en todo momento trató de evitar el pleito, pero la señora Juana Pérez Cantillano, madre del lesionado, impulsó a su hijo para que Enrique lo agrediera. Una vez estando en la estación policial, las partes se dijeron de todo y hasta una supuesta deuda de 140 córdobas “salió a bailar” en la guerra verbal, para luego dar cada quien su versión ante un instructor de Auxilio Judicial, que sólo detuvo al ayudante de construcción.
Fuego criminal destruye camioneta
Máximo Rugama / ESTELÍ -Una camioneta propiedad de una familia esteliana fue consumida por el fuego, luego que elementos desconocidos, para ejecutar un robo con intimidación en su contra, realizaron varios disparos y al parecer una bala hizo contacto con el tanque del combustible y por ello hubo una fuente de calor y las llamas afectaron totalmente el automotor. Fuerzas especiales de la Policía de Estelí y de San Sebastián de Yalí buscan a los sujetos desconocidos que cometieron tales hechos ilícitos en perjuicio de la familia de “El Diamante de Las Segovias”. El hecho se registró en la comunidad El Tigre, jurisdicción del municipio jinotegano de San Sebastián de Yalí, donde los delincuentes interceptaron la camioneta blanca, placas 251-274, que era conducida por el ciudadano Juan de Dios Canales, quien viajaba en compañía de su esposa y un ayudante. A la camioneta le realizaron varios disparos, para enseguida robarle a sus ocupantes unos productos y el dinero que llevaban. Los disparos afectaron el automotor, el cual se incendió.
Reunión para contrarrestar abigeato
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES -El robo de ganado en Chontales tiene preocupadas a las autoridades de Policía, porque en los últimos días el accionar de los abigeos ha sido constante y la efectividad de esclarecimiento de los agentes del orden público es “raquítica”. A diario se reciben de cuatro a cinco denuncias por delitos de este tipo en Chontales, y los productores se sienten desamparados, porque las pérdidas económicas son cuantiosas y lo extraño es que sus semovientes no aparecen por ningún punto del departamento. Ante la demanda de los ganaderos, el subcomisionado Edgard Gutiérrez Ruiz informó que la jefatura policial prepara una asamblea con todos los productores de la zona para darles a conocer la problemática que enfrentan en este momento. El incremento del abigeato se debe a varios factores (falta de control en las alcaldías, poca vigilancia en las fincas. Además, la mayoría de los productores tienen en sus propiedades laborando a personas que no son de confianza). En la primera quincena de octubre ocurrieron trece abigeatos, de los que la Policía no ha logrado esclarecer ninguno, a pesar que la intervención de los uniformados se realiza al instante en que el afectado interpone formal denuncia. Puntualiza el jefe de relaciones públicas policial que el municipio de Acoyapa es el más afectado y en lo que va del año computan cincuenta casos denunciados.
Rateros descubiertos confiesan
Róger Olivas / CHICHIGALPA, CHINANDEGA -Tras las rejas se encuentra José Luis Jiménez Morales, de 30 años, y Félix Larios, de 28, quienes sustrajeron de la Escuela “Rubén Darío”, ubicada en el barrio El Pueblito, 20 quintales de arroz, doce de frijoles e igual cantidad de sacos de maíz, todo valorado en 20 mil 837 córdobas. Los sospechosos fueron capturados cuando trasladaban parte de los granos básicos, y viéndose con la evidencia, confesaron que quitaron una lámina de zinc de la bodega para cometer el atraco.
Pareja experta en estafa
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES -Un hombre y una mujer desconocida interceptaron la mañana del lunes, cerca del Consejo Electoral Departamental, a la señora Yasmina Velásquez, y utilizando sus agilidades delincuenciales la despojaron de 350 dólares y trescientos córdobas en efectivo. La afectada caminaba tranquilamente cuando de pronto apareció una mujer y con una voz de desesperación le pidió “por amor a Dios” que le ayudara a vender unas joyas, porque tenía a su padre enfermo en el Hospital de Juigalpa. Minutos más tarde, se le acercó un hombre que la instaba a apoyar a la mujer estafadora, pero en un descuido de Velázquez los timadores le quitaron todo el dinero que guardaba en su cartera y le dieron un pedazo de papel donde supuestamente iban envueltas las famosas prendas. La buena samaritana salió a vender lo que ella creía eran las valiosas joyas, pero al reaccionar y revisar el envoltorio, que no llevaba nada, regresó al lugar donde se quedaron los delincuentes, los que por supuesto ya habían desaparecido. La víctima tomó un taxi y se trasladó a la Policía de esta ciudad. A bordo de una patrulla policial recorrieron toda la ciudad y no localizaron a ningún sospechoso. La pobre mujer lloraba por la pérdida de su dinero, con el cual abonaría una deuda en la tienda de electrodomésticos “El Gallo más Gallo”.