Sucesos

Muere intentando fructífera pesca

* Veterano pescador lanzó una bomba artesanal al agua, pero la onda expansiva lo envolvió y mató

EL REALEJO, CHINANDEGA
Producto de la onda expansiva de una bomba artesanal, murió a las once y diez minutos de la mañana del jueves último, el señor Leandro Antonio Torres Picado, de 55 años, originario de la comarca Alemania Federal, jurisdicción de este municipio, quien se dedicaba a la pesca desde su adolescencia.
El subinspector Humberto Fonseca, funcionario de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ)-Chinandega, informó a EL NUEVO DIARIO que tres vecinos trasladaron grave hacia el Hospital “José Schendel”, del puerto de Corinto, al veterano pescador, quien sufrió el accidente frente al lugar conocido como “El Barco Quemado”.
Dijo que Torres Picado lamentablemente en el quirófano, cuando era intervenido quirúrgicamente por tres médicos de reconocida trayectoria.
Por su parte, Luisa Torres Amador, hermana del infortunado, manifestó que Leandro Antonio utilizaba redes para pescar, pero esta vez se le ocurrió lanzar la bomba artesanal y murió en el intento.
La señora Olivia Silva, dijo que convivió 17 años con el pescador, quien pudo hablar con ella antes de ser operado, y le confesó que se estaba muriendo. “Tenía inflamado el intestino, bazo, hígado y pulmones, era difícil que viviera”, afirmó resignada la hoy viuda.
Añadió que su difunto esposo utilizó el artefacto casero porque deseaba aumentar la pesca para la subsistencia de su familia, pero no previó el peligro.