Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Arresto domiciliar para
padrastro violador
La juez Cuarto Penal de Audiencias, Marta Martínez, programó para el tres de noviembre la audiencia inicial para Mauricio Godínez Ocampo, de 44 años, quien según la acusación que presentó la Fiscalía, supuestamente abusó y violó de su hijastra desde que ésta tenía cuatro años, en el 2001, y continuó haciéndolo hasta el once de octubre de 2005, cuando sentó a la menor de ocho años en una silla y la obligó a que le hiciera el sexo oral. La acusación que la fiscal Kruschenka Durán presentó en el juzgado, explica que el acusado aprovechaba la ausencia de la madre para supuestamente tocar y rozar con su pene todas las partes del cuerpo de la niña hasta eyacular. Generalmente el imputado se bañaba antes de cometer el delito, y cuando lo hacía murmuraba vulgaridades y hasta practicaba el Kama Sutra con la víctima. Si la niña se negaba, la tomaba del pelo y la obligaba a hacerle sexo oral en plena sala de la casa. Para probar los delitos acusados, la Fiscalía presentó testificales y el dictamen médico legal que establece que la niña es virgen y que no presenta lesiones en el área anal, pese a todo. La madre de la niña no se constituyó como ofendida, sino que lo hizo el padre, según informó ayer la fiscal Kruschenka Durán, quien explicó que el auto en el que la juez le concede al acusado la casa por cárcel no es apelable.
“El Tractor” se declara
culpable de dos homicidios
Róger Montoya Orozco, alias “El Pelón” y “El Tractor”, acusado por homicidio en perjuicio de Vicente Anastasio Avilés, confesó que no es la primera vez que mata a una persona, sino la segunda, por lo que solicitó en audiencia oral y pública ser enviado a “La Modelo”, según informó el fiscal Guillermo Argeñal Alemán. En vista de los hechos, el defensor público no tuvo más remedio que allanarse a la solicitud de su cliente y Fiscalía. La juez Sexto Penal de Audiencias, Margarita Romero, decretó la prisión del acusado y programó la audiencia inicial para el jueves tres de noviembre.
Enferma mental se salvó de violación
La rápida intervención de su hijo, evitó que una mujer de 42 años, que es enferma mental, fuese violada por su vecino, Pedro Rivas Moraga, de 31 años, quien para salir en libertad y quedarse bajo prisión domiciliar a la espera de la audiencia inicial del juicio, programada para el siete de noviembre, tuvo que pagar una caución real de 1,500 córdobas. La fiscal Marta Landeros pidió prisión para el acusado, pero la juez Tercero Penal de Audiencias, Henryette Casco, dictó medidas alternas. La acusación explica que los hechos se dieron en el barrio San Antonio Sur, ubicado en Carretera a Masaya, cuando el acusado supuestamente aprovechándose de la discapacidad de la víctima, se metió al cuarto, se desnudó y se sacó el pene para decirle a la mujer: “Agárramelo”, al tiempo que intentaba desnudarla. En ese momento llegó el hijo de la dama y obligó a huir al sujeto. Su defensa alegó que no hay testigos idóneos del crimen y que los hijos de la víctima golpearon salvajemente al hechor.
Señora de 62 años enfrentó a dos ladrones
Pese a que doña Juana Isabel Molina, de 62 años, forcejeó con tres ladrones armados de cuchillos para evitar que éstos le robaran los 1,200 córdobas que andaba en su delantal, los cobardes la tiraron al piso, momento en que a la señora le cayó un estante sobre la pierna derecha, lo que le provocó una fractura de cadera que dejará secuelas de por vida. Pero además, los cobardes asaltantes también lesionaron a María Nieves Hernández, de 33 años, quien tratando de ayudar a doña Juana, casi pierde al bebé que lleva en el vientre, según dictamen médico. El crimen tipificado como robo con intimidación y lesiones, ocurrió el 24 de octubre, en el Reparto Schick. Los acusados son Leonardo Fabio Pérez, Ricardo Antonio Lovo y Roberto Carlos Ortiz, alias “Lumbí”. Los tres están en prisión por decisión de la juez Tercero Penal de Audiencias, Henryette Casco, quien programó la audiencia inicial del juicio para el siete de noviembre.