Sucesos

Dos accidentados en vías capitalinas


Orlando Barrios

Un ciclista y un repartidor de pizzas se sumaron a la larga lista de víctimas por accidentes de tránsito, ocurridos en el barrio San Judas y en Bolonia, respectivamente, la mañana de ayer.
El primer incidente ocurrió a eso de las nueve de la mañana, del Ceibón dos cuadras al norte, cuando Ángel Rafael González, alias “El Diablo”, manejaba su bicicleta y se dirigía rumbo a su trabajo.
El ciclista se desplazaba a exceso de velocidad, dijeron varios testigos, entre ellos el motociclista Jairo Solís, quien circulaba de sur a norte en el momento en que se produjo la colisión.
“El muchacho me aventajó y todavía le dije que redujera la velocidad, porque podía estrellarse. No hizo caso e impactó con el vidrio de un taxi, que estaba parqueado en la vía”, mencionó el motociclista.
Al “Bertha”
Del impacto, el lesionado quebró el vidrio trasero del taxi placas T 98-62, y resultó con una herida en el cuello. Un vecino de la familia del afectado dio aviso a su papá, Julio César González, quien en un intento por salvarle la vida a su hijo se dirigió al Hospital “Bertha Calderón”, un hospital especializado en atención ginecológica y a mujeres embarazadas. Sin embargo, una ambulancia de la Cruz Roja Nicaragüense lo trasladó después hacia el Hospital “Lenín Fonseca”.
El doctor Melvin González informó que el paciente está delicado, ingresó con un shock, debido a una herida de diez centímetros en la región lateral derecha del cuello. “Él será operado y se le hará una exploración para descartar daños en las arterias”, agregó el galeno.
Violentó la señal de Alto
El otro lesionado se identificó como Silvio Escobar Navarro, de 31 años, quien resultó con fractura en uno de sus miembros inferiores, por lo que miembros de la Cruz Roja lo trasladaron al Hospital “Lenín Fonseca”.
El percance se registró cuando el repartidor de pi-zzas se desplazaba de norte a sur, a bordo de su motocicleta Yamaha, roja, placas 01-398, en una de las intersecciones situada en las cercanías de un medio televisivo en Bolonia, y fue embestido por el vehículo placas 004-139, conducido por John Paul Bermeo, de 19 años, quien se movilizaba de este a oeste y se dirigía a su vivienda.
El joven, aún nervioso, relató que siguió su marcha después de la colisión, pero decidió regresar al lugar del accidente para no complicar las cosas.