Sucesos

Chino condenado por bigamia


Lizbeth García

La juez Segundo Penal de Juicio, Adela Cardoza, condenó a cuatro años y diez meses de prisión a Sam Lee, por la autoría del delito de matrimonio ilegal en perjuicio de Melissa Zárate, a quien le había prometido devolver la hija que ambos procrearon a cambio de que ella “se olvidara del juicio”, pero nunca cumplió su promesa.
Cardoza explicó este miércoles que la conducta criminal del taiwanés se agravó porque él tiene un mayor grado de ilustración y usó engaño y disfraz para casarse por segunda vez con otra mujer, a sabiendas que no se había divorciado de la primera, pero además atentó contra la estructura social de la sociedad, como es la familia, al separar a madre e hija.
El único atenuante que la juez encontró a favor de Lee es que en el expediente del caso no rolan antecedentes criminales de él, por lo que se presume que tuvo una conducta anteriormente buena. La sentencia condenatoria será notificada el próximo lunes.
Durante la audiencia de debate de pena, su defensa le pidió a la juez que tomará en cuenta que el extranjero confesó su crimen ante los miembros del jurado, al decir que en realidad se casó con dos mujeres sin divorciarse de la primera, pero que le dieran la oportunidad de salir en libertad para ir a China a traer a su hija, para entregarla a la madre.
Sin embargo, el jurado lo declaró culpable y ayer la juez dijo que la confesión de Lee no se puede tomar como atenuante, porque simplemente la hizo a la hora de usar su derecho a la última palabra, al término del juicio.