Sucesos

Asaltante aniquilado al enfrentar a la Policía

* Junto a un compinche había robado ocho mil córdobas en una gasolinera * El dinero se lo llevó el otro, pero el AK y el machete quedaron en poder del muerto

WASLALA, MATAGALPA
Un delincuente que minutos antes había asaltado una gasolinera en el municipio de Waslala, con otro antisocial, murió al enfrentarse contra miembros de la Policía Nacional que los perseguían, después del atraco.
La oficina de Relaciones Públicas de la Policía departamental dio conocer que en la comarca Los Cipreses, del municipio de Waslala, un elemento que se había llevado ocho mil córdobas de la gasolinera perdió la vida al enfrentarse contra una patrulla.
El informe señala que al comando policial de esa localidad se presentó en horas de la madrugada el ciudadano Sergio David Huete Valle, para denunciar que a las dos y media de la madrugada, dos elementos armados, uno con un fusil AK, se presentaron a la gasolinera Servicentro, donde lo intimidaron y lo obligaron a entregar todo el dinero que tenía.
El afectado aseguró que no le quedó más remedio que entregar los 8,000 córdobas que había, producto de la venta de combustibles y lubricantes durante la noche. Luego, los dos antisociales se marcharon del lugar.
Sorpresa al amanecer
Después que le pasó el susto, el afectado se dirigió a la Policía a denunciar el hecho, y los agentes dieron persecución a los dos delincuentes por la dirección que habían tomado. Al llegar a la comarca Los Cipreses, en las primeras horas de la mañana, interceptaron a los armados, quienes al ver a los agentes comenzaron a disparar, por lo que los policías respondieron al ataque.
Uno de los antisociales, identificado como Orlando Cordero Pravia, originario de la comarca Bilampí, municipio de Rancho Grande, fue aniquilado, mientras el otro, el que supuestamente llevaba el dinero, logró escapar, pero la Policía continúa investigando su paradero para capturarlo.
Al antisocial muerto la Policía le recuperó el fusil AK con el cual se había enfrentado a los agentes, así como un machete. El cadáver aún está a la espera de un familiar para que le dé cristiana sepultura.