Sucesos

Fuertes “golpes” en la capital

* Asaltan sucursal de Unión Fenosa y Enacal, y en otro hecho, roban C$60,000 de un vehículo

En la oficina colectora de las empresas de Unión Fenosa y Enacal, ubicada en Bello Horizonte, tres sujetos intimidaron al vigilante para llevarse 46 mil y 22 mil córdobas respectivamente.
Manuel Solís, de 38 años, vigilante de Eulen, dejó entrar a los tres sujetos pensando que eran clientes. No tardó en desengañarse, cuando uno de ellos se le abalanzó y lo forzó para poder sacar el arma, a la vez que los otros individuos lo golpeaban con otro objeto que pensó –-el vigilante-- era otra pistola, en la ceja izquierda, pero que según las investigaciones se trata de un taladro.
Después de conocer del hecho, de inmediato efectivos del Distrito Cuatro rastrearon a los asaltantes y en el operativo detuvieron a dos sospechosos, que serían presentados al vigilante, para que los reconociera. Éstos aparentemente se movilizaban en un auto Daewoo, color vino, placas 350-039.
Pero el jefe de la Policía de Managua, comisionado Carlos Bendaña, quien se presentó al lugar para conocer de las investigaciones, consideró que el dato del vehículo es mera especulación.
“Tenemos un retén en la Aduana, a una cuadra de aquí hay otro retén, sólo el delincuente más bruto robaría en esas oficinas. Creemos que fue gente del lado del barrio Santa Rosa, que es medio complicado, y presumimos que andaban a pie”, expresó Bendaña. Agentes de la Cuarta Delegación continúan las investigaciones para determinar el monto de lo robado a la empresa Enacal.
Robo en centro comercial
Asimismo, con los sueños frustrados y nada en la mano se quedó el señor Rodolfo Zapata, de 47 años, originario de Juigalpa, Chontales, quien había vendido unas tierras para comprar un vehículo que tanta falta le hacía.
Eran 60 mil córdobas que le habían pagado por las tierras, que bien guardado tenía en su maletín de cuero café. Pero, descuidadamente dejó el dinero en el auto, mientras se dirigía a realizar unas compras al centro comercial Price Smart. Y sin que los vigilantes del parqueo vieran, violentaron una puerta del auto para llevarse todo lo que había.
Aparte del dinero, al señor Zapata se le llevaron cinco celulares, los cuales acababa de comprar; una escritura de terreno y la documentación personal. Por otro lado, la seguridad del centro comercial notificó que no escucharon nada ni vieron a nadie en el lugar. Hasta el momento no hay sospechosos, pero ya iniciaron las investigaciones.