Sucesos

Culpable el que intentó matar a su ex mujer

* Fiscalía pide que le impongan una pena de nueve años, ya que apuñaló tres veces a la joven

Lizbeth García

La Fiscalía solicitó nueve años de presidio para Gilmor José Alvarado, de 41 años, después de que un jurado de conciencia lo declaró culpable del delito de asesinato en grado de frustración en perjuicio de su ex mujer, María Auxiliadora Marenco, de 28 años, a quien atacó sólo porque ella lo abandonó.
La juez Rafaela Urroz programó para el próximo 24 de octubre la notificación de sentencia. La defensa pidió la pena mínima, pero la fiscal Odeth Leytón señaló como agravantes el grado de ilustración, el hecho de que era compañero de vida de la dama, lo que implicaba que debía protegerla en vez de agredirla, y por último la Fiscalía dijo que el acusado utilizó medios que debilitaron la posibilidad de defensa de la víctima.
La acusación explica que el crimen ocurrió el 22 de abril, a las seis de la mañana, cuando la víctima se dirigía rumbo a su trabajo, en la Zona Franca Los Brasiles en compañía de su tía, Carmen Mercado.
Al pasar por el Cine Blanco, María Auxiliadora fue interceptada por Alvarado, quien le reclamó preguntándole sino regresaría con él, pero como la mujer le contestó que no, el hombre se tornó agresivo.
La acusación explica que la joven salió corriendo porque tiempo atrás el sujeto la había amenazado de muerte. Agregó durante el juicio oral que convivió con Gilmor José desde que tenía 18 años, pero en los últimos tres años se había tornado agresivo y celoso.
Sus temores no eran infundados porque cuando la muchacha cayó al suelo, Alvarado se sacó un cuchillo que llevaba en la cintura y se lo clavó tres veces en el tórax, provocándole lesiones que pusieron en peligro su vida, según indica la acusación.
Al ver lo que estaba ocurriendo, un vecino del lugar sacó un arma para asustar al hechor, que salió corriendo, pero para su infortunio por el sitio pasaba un policía que dio persecución a Gilmor José, que al verse acorralado optó por darse una puñalada en el cuello, pero la lesión era menor y sobrevivió para asistir a su juicio en el Juzgado Octavo Penal de Juicio.