Sucesos

No hay justicia para pene


Lizbeth García

José Antonio Jirón Hernández apeló la decisión de la Fiscalía de no darle trámite a la denuncia que presentó contra el director del Instituto de Medicina Legal, Hugo Argüello, por supuesto desacato.
La Fiscalía indicó que los hechos denunciados no encajan en el tipo penal de desacato, por lo que desestimó el caso, pero Jirón apeló porque considera que los forenses están obligados a prestar informes a las autoridades judiciales cuando éstas se lo soliciten, y si no lo hacen, hay desacato.
Y es que Jirón denunció al doctor Argüello porque supuestamente no contestó el cuestionario que el juez Primero de Distrito, David Rojas, le solicitó para corroborar si el denunciante se quemó el pene por mal uso del medicamento (pedofilina) que le recetaron, o porque los médicos que le atendieron en la clínica previsional a la que estaba adscrito fueron negligentes.
El juez Rojas está conociendo el caso vía apelación, porque en primera instancia los médicos a los cuales Jirón acusó por lesiones culposas fueron absueltos.
Jirón ha recurrido a diversas instancias como el Seguro Social, Corte Suprema de Justicia, Procuraduría de Derechos Humanos y Fiscalía buscando que le den la razón, pero lo cierto es que todos los fallos le han sido adversos, por lo que el afectado cree que existe un vacío institucional.