Sucesos

Escándalo sexual en Gobernación

* Jovencita llegó pidiendo una exoneración, pero supuestamente lo que recibió fueron “caricias” de funcionario

El Ministerio Público acusó en el Juzgado Octavo Penal de Audiencias a un hombre de 28 años, quien supuestamente aprovechándose del cargo que tenía en el Ministerio de Gobernación (Migob) encerró en su oficina a una joven de 22 años y presuntamente le manoseó los bustos, piernas y caderas de forma lujuriosa.
La acusación indica que los hechos se dieron el cinco de noviembre del año pasado, cuando la joven, cuyo nombre omitiremos, llegó al Ministerio de Gobernación para gestionar la exoneración del pago de la multa que se le había impuesto a la asociación “Compañía de Jesús de Nicaragua”.
A la joven le indicaron que debía hablar con el jefe, de iniciales A.F.S.S., quien la hizo pasar a su oficina en el Ministerio de Gobernación, pero extrañamente cerró la puerta con llave y luego supuestamente se sentó de forma insinuante en la esquina de su escritorio.
La joven le preguntó al funcionario por qué cerraba la puerta, pero éste supuestamente le respondió: “Yo soy el jefe”, según la acusación que presentó la Fiscalía.
La muchacha insistió en decirle que su actitud era extraña, pero el hombre le respondió diciéndole que se levantara del sofá en el cual se había sentado, a lo que accedió y tomó sus documentos para dirigirse a la puerta y marcharse.
Pero cuando intentó abrir la puerta, el funcionario supuestamente la haló de los brazos y la estrechó contra su cuerpo de forma lujuriosa, al tiempo que comenzó a tocarle lascivamente las piernas, bustos y caderas, “lugar donde le introdujo sus manos para tocarla con lujuria”, relata el libelo acusatorio.
Supuestamente la muchacha le pidió de favor que la dejara de tocar, pero éste aparentemente contestó preguntando que si no le gustaba lo que le estaba haciendo. Luego, la víctima forcejeó con el hombre y logró soltarse y salir de la oficina para pedir ayuda en un pasillo de Gobernación.
La Fiscalía ofreció como prueba cuatro testificales, entre ellas la de dos abogados, la denuncia que hizo en la Estación Cuatro y la carta que le envió al ministro de Gobernación, Julio Vega, exponiéndole los hechos.
También la Fiscalía ofreció dos dictámenes forenses que revelan que la joven, si bien no es virgen, ni tenía signos de acceso carnal a la hora de la valoración, sí presente afectación sicológica leve por lo que vivió, lo que se expresa en sintomatología ansiosa depresiva y estrés.
EL NUEVO DIARIO trató de localizar al acusado en Gobernación para tener su versión de los hechos, pero ahí informaron que éste ya no trabaja en dicho lugar, pero de todos modos tendrá que presentarse al juzgado porque está citado para el 26 de octubre.