Sucesos

Homicidio por el amor de una mesera

* Jóvenes clientes de bar la pretendían entre cerveza y cerveza, hasta que surgió la discusión * Y el más rápido con el revólver le disparó al rival, quien murió horas después

MATIGUÁS, MATAGALPA -Un joven fue ultimado porque fijó sus ojos en la misma mesera a la que pretendía otro cliente de un bar, donde le quitaron la vida al no darle tiempo de sacar su revólver.
Este hecho sangriento se registró en el Bar Méndez, ubicado en el barrio Linda Vista, de la ciudad de Matiguás, donde se encontraba Iván Antonio Orozco Aráuz, de 22 años, quien al igual que Nelson Gallego Aráuz, disfrutaba de unas cuantas cervezas bien heladas, sin imaginarse que la muerte rondaba los pasos de uno de ellos, porque estaban enamorados de la misma mujer.
Al parecer la muchacha que les servía las cervezas les coqueteaba a los dos adoradores del dios Baco, cada vez que les servía las “heladitas”, por lo que los dos jóvenes comenzaron una fuerte discusión por el cariño de la dama, la que se fue tornando más fuerte en la medida que se embriagaban.
La discusión culminó hasta que Nelson, que al parecer iba perdiendo poco a poco el cariño de la mesera, sacó un revólver y sin pensarlo dos veces le disparó en contra de su compañero de tragos, sin darle tiempo a que se defendiera. Iván recibió el disparo en la cadera y su victimario, pensando que lo había matado, instantáneamente se dio a la fuga con rumbo desconocido.
Don Felipe Orozco Cruz, padre de Iván Antonio, aseguró a la Policía que él se encontraba en su casa cuando uno de sus hijos le manifestó que habían matado al joven, por lo que se dirigió al famoso Bar Méndez y lo encontró aún con vida.
Lo trasladaron de emergencia al centro de salud de la localidad, para tratar de salvarle la vida, pero todo el esfuerzo fue inútil, pues éste falleció a los pocos minutos de haber ingresado al centro asistencial.
El afligido padre pidió a las autoridades policiales que investiguen el paradero del asesino de su hijo, para que lo castiguen por el crimen cometido. Por su parte la Policía investiga el paradero del homicida.