Sucesos

La culpa “mató” a hombre

* Después de acuchillar gravemente a su mujer, se atemorizó ante el largo brazo de la justicia * Y se suicidó al ingerir un veneno en plena calle

Orlando Barrios

El temor de ser apresado por las autoridades del Distrito Cuatro por lesionar a su mujer, a quien le propinó una cuchillada en el tórax, otra en la mano derecha y una tercera, cuya ubicación que no precisan, “obligó” a un energúmeno de 55 años a ingerir un químico para preservar granos básicos y murió en una calle del barrio “Francisco Meza”.
Los habitantes de dicho barrio se levantaron la mañana de ayer, alarmados por la presencia del cuerpo sin vida de un hombre para ellos desconocidos. De inmediato llamaron a las autoridades policiales, quienes iniciaron las indagaciones con relación al caso.
Al inicio los vecinos de ese sector rumoraban que se trataba de un tomador consuetudinario. La noticia se difundió por las ondas hertzianas de una emisora local, que posteriormente reveló que se trataba de Germán José Pavón García, quien vestía una camisa verde, pantalón rojo vino y zapatos negros.
Tras ser informados, los familiares de Germán José se presentaron consternados al lugar y confirmaron a las autoridades que se trataba de su pariente, quien había desaparecido el lunes, entre las cinco y seis de la tarde, luego que sostuvo una acalorada discusión con su cónyuge, con quien procreó una hija, que actualmente tiene 15 años.
Ella grave y él con veneno
Como antecedente de los hechos, la suboficial mayor Gloria Hernández, vocera del Distrito Cuatro, informó que a eso de las diez y 56 minutos de la noche se presentó María Teresa Morales, hermana de la primera víctima, a presentar denuncia en contra de su cuñado, Germán José Pavón, de quien supo que había lesionado a Urania del Carmen Morales Fonseca. La mujer se encontraba en estado delicado en el Hospital “Roberto Calderón”, tras ser agredida por su marido.
Después que acuchilló a su esposa, Germán se dio a la fuga, no sin antes dejar como evidencia en la vivienda una pastilla para preservar granos, por lo que sus familiares empezaron a buscarlo, temiendo lo peor.
La búsqueda fue infructuosa y fue hasta en la mañana de ayer que se enteran del hallazgo de un cadáver, del Colegio Cristo Rey cinco cuadra al oeste, una cuadra al norte y una cuadra al oeste.
Por su parte Mercedes Pérez Pavón, sobrina del ahora fallecido, mencionó que él tenía un acuerdo extrajudicial con su esposa, por daños a la propiedad, porque en una ocasión le destruyó los electrodomésticos. Agregó que Urania del Carmen había sido dada de alta la mañana de ayer y a esa hora se encontraba en su vivienda, recuperándose, pero al parecer aún no había sido informada de la muerte de su esposo.
El subcomisionado Ricardo Suárez, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), de la Estación Cuatro, informó que esperaban al forense para que inspeccionara el cuerpo y lo trasladaran al Instituto de Medicina Legal, para realizarle la autopsia y confirmar la causa de la muerte.