Sucesos

Clausuran juicio para supuesto encubridor

* A falta de testigos en espantoso crimen contra una discapacitada

Lizbeth García

A falta de pruebas, el juez Cuarto Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, clausuró anticipadamente el juicio que por la presunta autoría del delito de encubrimiento promovió la Fiscalía en contra de Sergio José Lozano Zárate, amigo de Eduardo José Morales Gadea, quien en mayo de este año confesó haber matado a su propia madre, Amparo del Carmen Gadea, de 56 años.
Al juicio oral y público, que arrancó cerca del mediodía de este lunes, sólo comparecieron a rendir su declaración dos policías que investigaron el caso, pero esos testigos no eran suficientes para probar nada, por lo que la Fiscalía solicitó la clausura.
El juez revocó todas las medidas que pesaban sobre Lozano Zárate, quien enfrentó el juicio bajo arresto domiciliar en el barrio La Primavera, sitio donde ocurrió el crimen que conmocionó a la población, porque se necesitaron varias horas de trabajo para sacar de la letrina el cuerpo de doña Amparo, quien era discapacitada y necesitaba de una silla de ruedas para movilizarse y mendigar.
Eduardo José primero golpeó a su madre en la cabeza con un objeto contundente, para desmayarla. Aún con vida, la introdujo en un saco que ató con un suéter. Después lanzó el “paquete” dentro de la letrina del patio.
La acusación que en su momento presentó la Fiscalía señala que el día del crimen, la víctima mandó a llamar a su hija con Sergio Lozano, para pedirle dinero, pero la respuesta que obtuvo fue negativa, por lo que Eduardo José Morales insultó a su hermana.
Al siguiente día supuestamente Eduardo José empezó a deshacerse de la ropa de su madre y desmantelar la casa con la ayuda de su amigo, Sergio, para vender los materiales y comprar guaro y droga. Según la Fiscalía, Lozano sabía todo lo que había hecho su amigo, pero lo ocultó, lo que no pudo ser probado en juicio.