Sucesos

Colombianos libres por falta de pruebas

* Tintas, pinceles, lupas y papeles en blanco no son suficientes para acusar por falsificación de moneda

Silvia Carrillo

La jueza Margarita Romero, del juzgado Sexto de Audiencia, dejó en libertad a los dos colombianos que el pasado cinco de octubre, en horas de la tarde, fueron capturados por la Policía Nacional, cuando viajaban a bordo de un taxi y en el valijero trasladaban en un equipaje fajos de papeles en blanco para falsificar una cantidad millonaria de dólares.
Durante la audiencia inicial que se llevó cabo ayer en los juzgados capitalinos, la jueza aseguró que los acusados Erasmo Ospina Goez, de 40 años, y Gustavo Adolfo Muñoz Londoño, de 41, no podían ser acusados por la falsificación de moneda si no existen suficientes pruebas.
Para Romero no hay mayor prueba, porque los dos sujetos llevaban con ellos solamente siete billetes de cien dólares que no eran originales, y lo demás que portaban era una buena cantidad de papel bond que no representa nada sospechoso.
Además que no existía ninguna máquina que sirviera para falsificar billetes, pese a que la Policía encontró en el cuarto 12 de un hotel en Bolonia, instrumentos que facilitan este tipo de ilícitos.
“La acusación no señala claramente que estas personas estén implicadas en el hecho”, alegó el abogado defensor, Ángel Almendares Castillo, quien agregó que la acción de la jueza fue la más correcta, porque no se puede acusar a nadie si las pruebas no son evidentes.