Sucesos

Otro electrocutado


Una vez más muere una persona electrocutada. Éste fue el caso de don Julián Martínez Obando, de 46 años, quien después de recibir una fuerte descarga eléctrica fue trasladado de emergencia al Hospital Alemán Nicaragüense, por su hermano, en un taxi, aunque ya no había nada que hacer por el infortunado.
Por las características del cuerpo, difícilmente se podría presumir que había sido electrocutado, pues su rostro estaba desfigurado y presentaba golpes en varias partes.
Se conoció que don Julián laboraba como albañil para la empresa Coniasa, la que aún no ha dado declaraciones y aparentemente no quiere hacerse responsable de la situación.
Al momento de la desgracia, Martínez Obando realizaba trabajos de albañilería en el Supermercado del Ejército de Nicaragua, situado en la Carretera Norte, donde accidentalmente al parecer hizo contacto con un cable energizado. El hecho ocurrió a eso de las doce y media del mediodía de ayer.
Al momento del percance, también resultó lesionado Antenor Martínez, hermano de la víctima. El infortunado habitaba en el barrio 18 de Mayo, del Centro de Salud tres cuadras abajo, dos cuadras al norte.