Sucesos

Asaltos por doquier a camiones distribuidores


A quince mil córdobas ascienden las pérdidas que sufrieron tres empresas propietarias de igual número de camiones repartidores, a mano de delincuentes armados, cuando sus agentes vendedores abastecían pulperías.
La inspectora Danelia Ruiz, vocera de la Estación Cinco, informó que el primer caso se registró a las doce y cinco minutos de la tarde del miércoles, en el barrio Milagro de Dios, cuando Álvaro José Avilés Rugama, de 21 años, conductor de un camión distribuidor, salía de abastecer una pulpería en el sector y fue interceptado por tres elementos, quienes lo intimidaron con un arma de fuego.
El informe policial señala que los delincuentes le robaron mil 800 córdobas y un juego de llaves, donde portaba la del camión Daewoo, del que no precisan el número de placas.
Los maleantes cargaron con el dinero con rumbo desconocido. A eso de la una de tarde de ese mismo día, la Policía reporta un atraco en el barrio “Germán Pomares”, por lo que presumen que se trate de los mismos elementos que participaron en el robo con intimidación al conductor del camión distribuidor antes mencionado.
De igual manera interceptaron a Juan Carlos Incer Gutiérrez, lo intimidaron con un arma de fuego y lo despojaron de cinco mil 500 córdobas, producto de la venta del día.
El conductor les dio persecución, pero los tres elementos abordaron un vehículo con vidrios polarizados, sin placas, que los esperaba a unas cuadras del lugar del robo y se dieron a la fuga.
Los conductores describieron a sus victimarios y coinciden en algunas de las vestimentas. La Policía investiga el caso para dar con el paradero de los delincuentes.
Otro camión repartidor fue blanco de los delincuentes, esta vez de la empresa Cainsa. Sujetos armados despojaron a su conductor de ocho mil córdobas, producto de la venta del día.
Pedro Jacinto Huembes, conductor del camión blanco, placas 192-484, manifestó que se encontraba en el barrio Waspam Norte, de la iglesia católica una cuadra arriba, entregando productos en una venta, cuando dos sujetos armados de pistola lo intimidaron y le quitaron el dinero que portaba.
“Estaba con la señora de la venta cuando de repente los hombres se me acercaron y uno de ellos me colocó la pistola en la espalda y me dijo que le diera todo lo que andaba, que no me resistiera porque no deseaba lastimarme”, dijo Huembes.
La denuncia la presentó en la Sexta Delegación de Policía, donde se realizan las averiguaciones correspondientes al caso.