Sucesos

Hurto de 50 galones de combustible

* Mediante cupones falsificados

Orlando Barrios

50 galones de combustible, valorados en dos mil 700 córdobas, le fueron hurtados a dos bomberos de una gasolinera en el perímetro del Distrito Cinco, cuando un hombre, a bordo de una camioneta, solicitó la gasolina y pagó parte de su pedido con diez cupones, supuestamente a nombre del Instituto de Tecnología Agropecuaria (INTA), los cuales resultaron falsos.
La inspectora Danelia Ruiz, portavoz del Distrito Cinco de la Policía, expresó que el hecho ocurrió a las tres de la tarde del miércoles, cuando un ciudadano desconocido llegó a bordo de una camioneta blanca, placas 06-127, y pidió 50 galones de combustible a Pablo Antonio Cano Méndez y a Joel Enrique Madrigal Gómez.
Fue a las seis de la tarde que el gerente, que se identificó sólo como Orlando, se enteró que los cupones no pertenecen a la entidad antes mencionada, por lo que se dirigió a presentar formal denuncia.
Cabe señalar que en Matagalpa, sujetos aún no identificados cometieron un ilícito similar en dos gasolineras, por lo que no es remoto que se trate de los mismos sujetos.
También en distribuidora de gaseosas
En tanto, la Policía del Distrito Dos investiga la identidad de cuatro ciudadanos que hurtaron dos mil 800 córdobas a una distribuidora de gaseosas situada de la Estatua de Monseñor Lezcano, una cuadra al oeste y media cuadra al norte, la mañana del martes.
El denunciante, Yewel José Díaz Castillo, relató a los oficiales que cuatro sujetos se presentaron a su establecimiento a comprar 30 cajillas de gaseosas en lata, valorada en tres mil 270 córdobas.
Resulta que uno de los sujetos entregó el dinero a Yewel José, quien lo contó y corroboró que estaba completo. Este se introdujo el dinero entre el short y el calzoncillo, pero como vio que podía caérsele, entonces lo colocó sobre la mesa.
Uno de los sujetos todavía colocó un adorno sobre el dinero, mientras el joven despachaba las 30 cajas de gaseosas.
Como si fuera poco los delincuentes pidieron factura al joven, pero en la denuncia no precisa el nombre del cliente.
Los hombres se retiraron en un taxi y Yewel volvió al lugar donde había dejado el dinero. Lo contó, pero descubrió que había un faltante de dos mil 8oo córdobas, por lo que se dirigió a presentar la formal denuncia.