Sucesos

Sucesos departamentales


Cuatro lesionados graves
Máximo Rugama / ESTELÍ -Cuatro personas lesionadas de gravedad, entre éstas una que fue apuñalada en diferentes partes de su cuerpo, se encuentran entre las emergencias atendidas durante las últimas horas por los cruzrojistas estelianos. Uno de los ciudadanos lesionados es el joven Elvis Pasos Salas, de 25 años, a quien por poco le dejan expuestas las vísceras antisociales desconocidos que lo agredieron cuando se movilizaba a pie por el barrio Linda Vista, de esta ciudad, el cual está ubicado en la zona sureste de “El Diamante de Las Segovias”. El afectado vive en el barrio “Boris Vega”, a pocas cuadras de donde fue lesionado. Los maleantes no identificados, con un puñal le causaron varias heridas en el cuello, en el muslo y en el abdomen. En tanto que a Omar Osegueda Ortega, de 40 años, residente del barrio Estelí Heroico, un sujeto lo agredió, por lo que fue trasladado por los cruzrojistas hasta el Hospital Regional San Juan de Dios; presentaba una enorme herida en el ojo derecho y hematomas en el brazo izquierdo. También el mismo elemento que agredió a Omar le causó un trauma en la región torácica a Mario de Jesús Reyes López, de 35 años. Se supo extraoficialmente que tal elemento fue capturado in fraganti por una patrulla policial minutos después que cometió los delitos. Otro de los afectados por los delincuentes es José Lenín Talavera Fuentes, de 23 años, quien fue agredido a la medianoche, luego que descendió de un camión procedente de otra ciudad, como parte de su trabajo como ayudante. El herido vive en el barrio “Oscar Gámez II”, y presentaba una enorme herida en la región frontal provocada por un tremendo botellazo, cuando se dirigía caminando a su casa y al pasar frente a unos billares ubicados en el barrio “Juana Elena Mendoza” fue agredido por antisociales. La denuncia ya la presentó ante las autoridades policiales, ya que además de perder trabajo debido a la agresión, también está gastando dinero en comprar medicamentos.
Roban máquinas de coser en Intae-Juigalpa
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES -De manera extraña ocho máquinas de coser, valoradas en doce mil córdobas, desaparecieron de una bodega del Instituto Tecnológico “Josefa Toledo de Aguerri”, y hasta hoy nadie da cuenta de este robo. Las máquinas fueron compradas con fondos del centro para impartir costura a aquellas personas que lo desearan en el mes de julio, sin embargo, los equipos se extraviaron y ahora ni el personal administrativo ni el cuerpo de vigilancia se responsabilizan de la pérdida. La licenciada Socorro Olivas Estrada, Subdirectora del Centro de Educación Técnica, explicó que el ilícito fue detectado cuando la afanadora llegó a la bodega a realizar sus labores de limpieza y encontró el local vacío. Desde ese momento se trasladaron a la Policía e interpusieron formal denuncia, para que los efectivos hicieran las investigaciones del caso, pero todavía no hay ninguna persona encartada y las dudas recaen sobre los vigilantes del Intae. Álvaro Adolfo Acevedo, celador del centro, negó cualquier tipo de vinculación a este robo y manifestó que los posibles sospechosos podrían ser las personas recomendadas por la licenciada Graciela Castrillo, que llegaron a trabajar el tiempo que ellos recibieron sus vacaciones.
Policía vapulea a joven
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES -A una cama de Cirugía de Varones del Hospital de Juigalpa fue a parar desde el pasado 15 de septiembre el joven Eladio Javier Rodríguez Álvarez, quien supuestamente fue vapuleado por dos agentes del orden público a los que no logró identificar. La agresión policial le perforó la vejiga y este fin de semana el urólogo del centro asistencial lo intervino para superar el problema que le detectó al paciente a través de una serie de exámenes clínicos. El hecho se registró en el sector de la barrera municipal, y al momento en que Rodríguez Álvarez pasaba por el lugar se armó un pleito, el cual fue controlado por la Policía, pero sin ninguna seguridad los dos oficiales tomaron a Eladio Javier y presuntamente lo golpearon hasta dejarlo tendido en la vía pública. “Me agarraron como enemigo, me golpearon la espalda con el “amansalocos”, me asestaron varias patadas en el cuerpo y en mis partes genitales, hasta que me desmayé en la calle, de donde mis amigos me levantaron”, dijo el agredido. El caso fue denunciado en la oficina de Asuntos Internos de la Policía de Chontales y en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, para que se investigue la agresión e identifiquen a los agentes que supuestamente golpearon a Rodríguez Álvarez.