Sucesos

Inmenso plantío de marihuana en Bosawás

* Más de 30 mil matas de 2.5 metros que podrían pesar tonelada y media * Hay tres capturados y habrá “más golpes” en Las Minas, anuncia la Policía

LAS MINAS, RAAN -Un contundente golpe contra los cultivadores, traficantes y consumidores de droga es lo que propinó la Policía en Las Minas, al incautar 30 mil 168 matas de marihuana, tras detectar cinco plantíos en el lugar llamado El Castrillo, en la zona de amortiguamiento de Bosawás, jurisdicción de Siuna, en la Región Autónoma del Atlántico Norte.
En el operativo antinarcótico, los agentes policiales detuvieron a Eulalio Sevilla Polanco, de 37 años; Juana Martínez Pérez, de 38, y Franklin Sevilla Morales, de 18 años, por presumir responsabilidad en la siembra y vigilancia de las plantas alucinógenas, las que en su mayoría miden 2.5 metros de altura.
Los tres detenidos habitan en la comarca conocida como “La Esperanza del Romero”, y utilizaban supuestamente las tierras de El Castrillo para producir y proteger los cinco tupidos plantíos de la hierba, apuntó la Policía.
Jovencito en la mira
Las primeras pesquisas policiales señalan que las 30 mil 168 plantas de marihuana pertenecen al joven Franklin Sevilla, quien se encontraba vigilando las siembras, cuando en el lugar lo sorprendió la Policía, precisó el vocero policial en Las Minas, teniente Fidel Roque Cantillano.
Agregó que los agentes policiales desarraigaron toda la montaña de droga, la que probablemente puedan tener un peso de casi 3 mil libras. Cada libra se cotiza en 300 córdobas en el mercado local.
A mediados del mes pasado, la Policía ocupó 822 matas de marihuana. Luego decomisó 96 plantas más, en la comunidad El Plátano, del mismo Siuna. En ese operativo se detuvo a Rafaela Aráuz Aráuz, vinculada al narco plantío, donde se hallaron 46 matas que midieron cinco metros de altura, y 50 medían entre tres y cuatro metros de alto.
Guarida de narcotraficantes
Los agentes antinarcóticos procuran detectar mayores plantíos en la reserva de biosfera Bosawás, considerada como una zona ocupada por los narcotraficantes para producir droga. Se cree que de esta área protegida sale una considerable cantidad de toneladas de marihuana, y hasta se presume la existencia de varios cultivos de coca.
Vale recordar que en los últimos seis meses, los campesinos asentados en los alrededores de Bosawás han oído y pocas veces han visto sobrevolar una nave, aparentemente monotor, que entra y sale de la reserva boscosa, sobre todo a medianoche.