Sucesos

Bebé se ahoga en barril


El niño de quince meses de edad Jeferson Ismael Muñoz Useda, murió ahogado al caer accidentalmente en una mitad de un barril repleta de agua, la tarde del martes, del Calvarito dos cuadras al este, en el barrio Monimbó, de Masaya. El recipiente era utilizado por unos albañiles para una construcción.
Miguel Ángel Muñoz Ortiz, padre del niño, relató que todo sucedió después que su compañera, madre del niño, salió a la pulpería y él quedó cuidando al pequeño, que en cuestión de segundos se dirigió hasta el recipiente y falleció.
“Como están construyendo, los albañiles ocupan agua, pero a esa hora andaban almorzando y dejaron el recipiente lleno. Yo jugué con él antes, todo fue veloz, sólo salió a eso. De pronto un ayudante me lo llevó en brazos, lo tiré hacia arriba, le soplé la nariz, le salió agua, pero nada. Su mamá lo llevó a la farmacia, después al hospital, luego a una clínica, pero dijeron que ya estaba muerto”, explicó el angustiado padre.
En el momento de la tragedia, el resto de la familia --tíos y abuelos-- se encontraba trabajando atrás de la vivienda, en el taller de juguetes de madera que es propiedad de la familia.
La pareja ahora se quedó sólo con una niña de dos años. Al lugar se presentó la Policía Nacional para levantar el informe.