Sucesos

Estocada mortal

* Joven de 19 años perece de una estocada en el corazón que le propinó “un conocido” * Nadie sabe por qué lo mató, pero el caso es que víctima y victimario estaban ebrios

Uvania Navarro

De una estocada a la altura de la tetilla izquierda perdió la vida Ronny Marlon Otero Berríos, de 19 años, cuando se ofreció acompañar a su victimario a su casa sin saber que no llegaría con vida a su destino.
El hecho se registró a eso de la una de la madrugada del domingo, en “Los Filios”, diez cuadras al norte de la entrada de la comunidad que está en el kilómetro 17 y medio de la Carretera Vieja a León.
Petronila Berríos explicó que su hijo estaba tomando licor con sus amigos en una cantina cercana al hogar, pero a eso de la media noche Ronny decidió regresar, y en el camino se encontró a Ramírez, quien, en estado de ebriedad estaba saliendo de un bar.
Como lo conocía, Otero le ofreció a Lener Ramírez, de 21 años, encaminarlo a su casa y le colocó el brazo sobre la espalda y cuello, pero en respuesta lo que obtuvo fue una certera puñalada que minutos después le produjo la muerte.
Joven trabajador
Según vecinos del lugar, al momento de los hechos Otero y Ramírez no discutieron, pero extrañamente luego vieron caer desmayado a Ronny, mientras Lener salía corriendo a refugiarse en una casa cercana.
“Mi muchacho era bien trabajador, ya que se desempeñaba como ayudante de albañilería. Hacía un mes que se había llevado a una joven a vivir a la casa de sus padres tras una relación que nació meses atrás. Ahora ella se quedó sola”, dijo acongojada la madre.
Familiares del fallecido aseveraron que días atrás habían escuchado decir que Ramírez era originario del norte del país, y que llegó a la comunidad huyendo porque antes había privado de la vida a otro joven.
El hechor se presentó como jardinero, actividad en la que efectivamente trabajaba en una quinta cercana al lugar de los hechos.
Sin capturados
El teniente Manuel Campos, jefe de información y análisis de la Tercera Delegación Policial, dijo que no habían detenido a nadie por la muerte del joven.
Tal situación no fue del agrado de la familia doliente, que denunció a la Policía porque tras conocer del hecho, sólo llegó a inspeccionar la escena del crimen por la mañana, “y no quisieron detener al presunto homicida, quien se encontraba en la quinta donde labora”, reclamaron.