Sucesos

Denuncian abuso policial

* Al momento de captura de supuesto delincuente reincidente

— FRANCISCO MENDOZA —

María Elena Gallardo, habitante del municipio de San Isidro, se presentó hasta nuestra sala de redacción para denunciar que su hijo Milton Antonio Montiel Gallardo, quien fue acusado por el delito de robo con fuerza frustrado, fue golpeado salvajemente por los patrulleros que le capturaron.;


Asegura que los oficiales que estaban de guardia, lo sacaron y lo llevaron hasta el puente de Río Viejo, donde le dieron cincuenta córdobas para que se marchara. También le manifestaron que si la juez lo agarraba le iban a meter cinco ańos de cárcel debido a que es multi reincidente.;


La mujer indicó que a su hijo lo dejaron descalzo y sin camisa, y que éste, como pudo, logró llegar hasta a la casa de unos vecinos, donde fue capturado nuevamente por la Policía y vapuleado hasta dejarlo tendido en el suelo. Según la denunciante, le colocaron una pistola en la cabeza para que no hiciera ningún movimiento.;


Golpiza documentada gráficamente;


Gallardo tiene fotografías donde se observa que le están dando de comer en la boca a Milton, debido a que tiene las manos esposadas. También hay seńales de golpes en el cuerpo y abundante sangre en ambas manos como producto de las esposas.;


Dońa María aseguró que para evitarse problemas con la Policía de San Isidro, solicitó permiso a la juez de la localidad para ver a su hijo, el cual le fue concedido, pero cuando llegó al comando policial, el oficial Marvin Reyes no la dejó platicar con su hijo. Solamente le pasaron la comida.;


Denunció que mas bien el Policía le manifestó que si es que estaba loca por presentar contra él una denuncia por secuestro, golpiza y amenazas de muerte.;


La seńora asegura que no he hecho denuncia alguna, pero sí denunció el maltrato que ha recibido su hijo a manos de la Policía ante el Centro Nicaragüenses de Derechos Humanos.;
;
¿Y el honor, seguridad y servicio?;


También denunció ante Asuntos Internos de la Policía Nacional para que investiguen a este oficial y a otros que participaron en la golpiza de su hijo, quien sangró por la boca y nariz. Aseguró que a su hijo ahora lo quieren acusar por amenazas y locura, por lo que aclaró que el muchacho no es loco. "De lo que padece es de epilepsia", apuntó al pedir a las autoridades superiores de la Policía Nacional que investiguen a estos oficiales que están poniendo por el suelo el actuar de la institución cuyo lema es honor y servicio.;