Sucesos

Homofobia y arbitrariedad

* "Homosexuales tienen derecho a vivir y trabajar", recuerdan * Recurrirán de amparo por discriminación y cierre de "Bar 24 Horas"

— VALERIA IMHOF —

El propietario del Bar 24 Horas, situado en el barrio Cristo del Rosario, denunció que la Policía del Distrito Dos le cerró su negocio de manera arbitraria luego de que vecinos del sector se quejaron de que ahí se realizan show de homosexuales, asisten nińas menores de edad y no los dejan dormir tranquilos porque ponen la "roconola" a todo volumen. ;

;
Donald Ramírez, dueńo del bar, afirmó que el pasado seis de febrero la Policía le clausuró el establecimiento dejándose llevar por los "chismes" de un grupo de vecinas sin investigar ni confirmar nada. ;

;
"Ellos pasaron sobre la Constitución no permitiéndome derecho a defensa y cerrándome el negocio sin ni siquiera hacer ningún llamado de atención o algún cierre provisional", dijo Ramírez, al agregar que desconoce de dónde sus vecinos sacaron esa versión cuando los portones del bar permanecen abiertos de par en par. ;

;
Las denuncias comenzaron desde que Ramírez se asoció con José "Chepe" Mayorga, quien a la vez es coordinador de la comunidad homosexual en Nicaragua. "Chepe" negó todos los seńalamientos y agregó que ni conoce a los denunciantes. ;

;
"Si yo verdaderamente presentara un acto inmoral acepto críticas, pero que me dejen trabajar porque necesito sobrevivir, o ¿acaso quieren que vaya a vender drogas?", dijo "Chepe", cuyo negocio era vender fritanga adelante de las instalaciones del negocio.;

;
La Constitución los avala ;

;
"Yo no veo en la ley, en la Constitución donde se diga que una persona que tiene diferentes gustos sexuales no tenga derecho a vivir y trabajar", ańadió Ramírez, por lo que no se descarta recurrir de amparo en reclamo a su derecho al trabajo e igualdad ante la ley.;

;
La denuncia está respaldada por 23 firmas, y los vecinos seńalan que al lugar llegan homosexuales, mujeres de la "vida alegre" y jóvenes livianas de ropa. ;

;
Además, indican que los visitantes se orinan en el porche de sus viviendas y amanecen condones en las aceras de sus casas. ;

;

Pero Ramírez seńala que todo esto es "obra" de tres vecinas que tienen problemas personales con él: Zaida Artola, Luisa Chávez y Socorro Campbell. "Estas personas tienen animadversión conmigo y han estado solicitando firmas en mi contra", seńaló.;

;
"Mal paga el diablo....";

;
Además de ser propietario del Bar, Ramírez es el coordinador del Comité de Prevención Social del Delito del Barrio Cristo del Rosario, pero paradójicamente la Policía le manda a cerrar su establecimiento argumentando violaciones a las "normas de convivencia social". ;

;
"Si he cometido un pecado ha sido de que mi local ha sido centro de reunión con jóvenes que estamos ayudando a apartarse de las drogas y las pandillas, porque además soy presidente de las Asociación Deportiva Monseńor Lezcano y tengo equipos de nińos y grandes", finalizó el afectado.;