Sucesos

Programan jurado para asesino de tica


— José M.Centeno —

Como Ana Lorena Alvarez Barrantes, de 37 ańos, de nacionalidad costarricense, fue identificada la mujer cuyo cadáver apareció a fines del ańo pasado en esta localidad. El jurado para su asesino será el 25 de febrero.;


La Policía rameńa informó que Ana Lorena residía en el poblado de Cóbano, cantón central de Puntarenas, Costa Rica, y era hija de los seńores Oscar Alvarez Solís y Liduvina Barrantes, ambos costarricenses.;


Se sabe que en su tierra natal, la mujer conoció un ciudadano de origen nicaragüense, de quien se enamoró. Fue tanto el amor hacia ese hombre que cuando llegó el momento de la partida del nica hacia Nicaragua, ella decidió venirse con él.;


Estando aquí, enfrentó problemas con su media naranja y decidió separarse de él. Para sobrevivir y poder regresar a su patria, buscó trabajo en esta Ciudad Rama.;


Cuentan los testigos que unas amistades que ella había formado, la contactaron con dueńas de bares y fue así que empezó a trabajar en diferentes locales del poblado de Wapí, de esta jurisdicción.;


Muchas personas la conocían bajo el seudónimo de “La Tica”, por su acento de voz, pero pocos sabían su verdadero nombre y origen.;


Fue hasta mucho después del día de su muerte, por las investigaciones de la Policía Nacional, que se descubrió su verdadero origen.;


;


Propuesta sexual y rechazo;


Varias personas que la vieron en su último día de vida cuentan que a las nueve de la noche del 23 de diciembre, “La Tica” entró en compańía de un caballero, de nombre Martín Antonio Flores Sequeira, a un restaurante de Wapí.;


Su acompańante le proponía que fueran a un hospedaje, al parecer con propósitos sexuales, pero ella le decía que no. Sólo le aceptó ir al Ranchón con el propósito de bailar. Convinieron y se fueron al “bailongo”. Pero a las diez y media de la noche, una patrulla de la Policía que hacía un recorrido en las cercanías del Ranchón se encontró con la escena macabra de una dama tirada en el suelo. Los policías se acercaron a ella y descubrieron que se trataba de “La Tica”, la que ya había expirado y estaba ensangrentada.;


De inmediato, la Policía inició las investigaciones y se encontró con quien antes había estado con ella. Estaba ingiriendo cervezas.;


Flores Sequeira, según el informe policial, fue detenido como el principal sospechoso, ya que minutos antes del hallazgo del cuerpo, había salido con “La Tica” de un bar, con rumbo al Ranchón.;


Al revisarlo, los agentes se percataron de que el sospechoso tenía huellas de sangre en su vestimenta, por lo que las prendas fueron entregadas al Ministerio Público y serán presentadas ante el jurado de conciencia que conocerá el caso próximamente.;


;


Golpeada y asfixiada;


Según el dictamen forense y el informe de Criminalística, no hubo violación, pero sí se descubrió que Ana Lorena murió por golpes en la cabeza y asfixia, por lo que su muerte fue rápida. No obstante hubo abusos deshonestos, ya que sus prendas íntimas las tenía hasta la rodilla.;


El cuerpo sin vida de “La Tica” fue trasladado a la morgue del Hospital Carlos Roberto Huembes, de Ciudad Rama. Las autoridades contactaron a sus familiares en la república de Costa Rica, quienes vinieron a esta localidad para llevarse el cuerpo, pero por su estado de descomposición no fue posible y la sepultaron en este mismo municipio.;


La fiscal auxiliar de El Rama, licenciada Adriana Olimpia Gutiérrez Sotelo, informó que el 26 de diciembre de 2003 presentaron formal acusación ante el Juzgado Unico de Distrito del Crimen de esta ciudad, en contra de Martín Antonio Flores Sequeira, por ser presunto autor del delito de asesinato atroz en perjuicio de la seńora Ana Lorena Alvarez Barrantes.;


La Fiscalía espera que el juicio oral se realice este 25 de febrero, mientras tanto el presunto autor del delito permanecerá bajo prisión preventiva.