Sucesos

Jueza dispuesta a procesar a madres de pandilleros

* Por complacientes e irresponsables con los transgresores de la ley

— Augusto Cermeńo —

La juez María de los Ángeles Solano Zavala consideró que las madres deberían ser sentadas en el banquillo de los acusados a la par de sus hijos pandilleros, lo que para la judicial piensa que debería contemplarse en el Código de la Nińez y la Adolescencia sanciones para las madres.;


En la reunión interinstitucional que se dio recientemente, en el Hotel Colonial, de esta ciudad, la juez Solano Zavala dio su punto de vista sobre el problema de las pandillas.;


“Yo quisiera ver en mi juzgado al pandillero y a la madre del pandillero”, dijo la judicial, basada en la complacencia y falta de responsabilidad de las madres de jóvenes adolescentes involucrados en actos delictivos.;


Solano dijo que entre 600 y 700 muchachos adolescentes pasaron por su juzgado a lo largo de un ańo. Consideró que la familia como que no está consciente de los problemas que la rodean. Dijo que generalmente el adolescente queda solo en casa, lo que le deja abierta la puerta para convertirse en transgresor de la Ley.;


;


Todos son analfabetas;


Se mostró bastante asustada de ver en los expedientes que han pasado por sus manos, que la mayoría de los adolescentes son analfabetas. Cree que el resto de la población debe apoyar para educar a la juventud.;


En cambio, la comisionada Glenda Zavala Peralta tiene una posición un tanto diferente a la de la juez. Zavala: comienza por evitar llamar a todos los grupos de jóvenes con el calificativo de pandilleros. Cree que no es la cárcel la solución del problema. ;


Zavala dice que “es difícil hablar de pandillas en Granada. Me parece que son jóvenes con problemas. Es diferente hablar de pandillas en Honduras o El Salvador, como las maras”. Dijo a los presentes que los granadinos “no tienen pandillas”.;


La comisionada Glenda Zavala explicó que colegas salvadoreńos y hondureńos le comentaron que consideran que en Nicaragua no hay pandillas y que sólo tenemos “angelitos”, comparados con las pandillas sanguinarias que ellos enfrentan en sus países.;


;


“La delincuencia es una forma de vida”;


;


Zavala es de la opinión que en el caso de la juventud se debe abordar de una forma diferente, siempre y cuando no se violenten las leyes, incurriendo en actos delictivos penados por la ley, como matar o robar o asaltar.;


Considera que las personas ligadas a las drogas, por lo general, lo hacen por falta de trabajo y que generalmente los pequeńos quiebres de drogas se hacen en barrios marginales, donde por lo general se le “cae” a consumidores y no a los vendedores y expendedores, es decir a los “gruesos”.;


Para algunas personas, según el punto de vista de la comisionada Zavala, “la delincuencia es una forma de sobrevivir”.;


Dijo que de los 36 expendios, en el departamento de Granada, todos se ubican en zonas marginales. Habló sobre el caso de una mujer que le habló claramente que vive del consumo de la droga, que ella hace los “vuelos”.;


Zavala está creando una dirección de Asuntos Juveniles para trabajar con los jóvenes en todo el país. La jefa policial insistió en ver el asunto de las pandillas como un problema social. Cree que deben haber alternativas para los jóvenes.;


“Muchos de estos muchachos son de hogares desintegrados”, valoró y criticó la actitud de padres de familia que quieren descargar el problema sobre los hombros de la Policía.