Sucesos

Quema casa y viola a nińa

* Esperó a que los residentes de humilde vivienda salieran despavoridos para atacar * Para neutralizar a la madre le propinó un garrotazo * Ya fue capturado

— Francisco Mendoza S. —

Una casa quemada, una familia traumatizada y una nińa de doce ańos internada en un hospital es el saldo que dejó un aberrado sexual en una humilde comunidad de Paiwas.;


El hecho se registró el pasado 17 de enero, a eso de la medianoche, cuando a la casa de la madre de la pequeńa se presentó el sujeto Evert Valle, de 27 ańos, quien supuestamente para lograr su objetivo le prendió fuego a la paupérrima vivienda con todos sus residentes dentro.;


La campesina, al ver que su vida junto a la de sus hijos corría el peligro entre las llamas, salió de la casa para salvarse, pero afuera estaba el degenerado, que esperaba que la mujer saliera de la vivienda para atacar sexualmente a la menor.;


;


Un garrotazo a la madre ;


El sujeto se abalanzó sobre la nińa, por lo que su madre entró en su defensa, pero fue neutralizada de un garrotazo que el supuesto violador le propinó en la cabeza, que la dejó inconsciente por varios minutos.;


Ese tiempo fue aprovechado por el degenerado quien, amparado en el silencio y oscuridad de la noche, tomó a la nińa y la violó, sin importarle el llanto de la menor que le pedía que no le hiciera dańo, en una escena que parece sacada de una película de terror. El tipo luego se dio a la fuga.;


Cuando la madre volvió en sí sólo encontró a la nińa bańada en sangre, por lo que la llevó de emergencia al hospital regional César Amador Molina, donde está recibiendo atención médica, mientras la Policía de Paiwas logró capturar al supuesto violador, quien será procesado y castigado por el delito cometido.;


;


Intenta violar a su entenada ;


La Policía también informó que en el municipio de Darío otra menor de 15 ańos escapó de las garras de su padrastro, gracias a la intervención de otros familiares que lo sorprendieron con las manos en la masa.;


Se conoció que el fin de semana, el muy atento padrastro invitó a su entenada a una pulpería, donde le iba a comprar algo de comer, por lo que la joven, que no sospechaba de los planes del compańero de vida de su madre, aceptó gustosamente.;


Cuando pasaron por un lugar solitario, el sujeto aprovechó para comenzar a tocar las partes íntimas de su hijastra y tratar de quitarle la ropa interior, pero a los gritos de la joven sus familiares llegaron en su auxilio y evitaron la violación, mientras el padrastro abusador se dio a la fuga.