Sucesos

Incautan más droga de la avioneta


— CLIFFORD HALL ELLIS —

La Policía Nacional de esta localidad no sólo recibió más de dos kilos de cocaína supuestamente proveniente de la avioneta que aterrizó en Wasla, de manos de los jueces de las comunidades de Sandi Bay y de Dakura, pues también fueron entregados 67 piedras de crack y un envase de ungüento balsámico -Zepol-, lleno de polvo blanco.;


Nazario Wilfred Omelly, juez comunal de Sandi Bay, se presentó a la estación policial de Bilwi para entregar la droga encontrada en el lugar, mientras que Rosales Mackensy Alberto, juez de la comunidad de Dakura, entregó un segundo bulto de droga, cuyo peso era de 1,045 gramos. ;


Las autoridades están casi seguras que dicha droga es parte de los mil 500 kilos de la avioneta que tuvo un aterrizaje forzoso, en esta zona, de los ;
cuales sólo se ha logrado recuperar 70 kilos.;


Además de los dos kilos de polvo blanco entregados por las autoridades comunales, también se ocupó 67 piedras de crack al ciudadano Gilberto Flores Benjamín, propietario del vaso de Zepol que contenía la cocaína, cuyo peso fue de 17 gramos, recuperados en la comunidad de Wasla, Río Coco Abajo. ;


ASALTAN CINCO VEHICULOS EN SOLO TRES DIAS;


Desde que cayó la avioneta que trasladaba cocaína en el sector de Waspam, Río Coco, la delincuencia se ha apoderado del tráfico vehicular, ya que sus usuarios están siendo víctimas de delincuentes, que armados de fusiles Ak y pistolas se han dedicado a detener a todo vehículo que pasa por la zona.;


Erasmo Gutiérrez, uno de los afectados, fue interceptado por cuatro elementos, que lo despojaron de doce mil córdobas, mientras que los ciudadanos Juan López y Johnny Williams fueron despojados de cinco mil 700 córdobas y mil 900 dólares. El suceso ocurrió cerca de la comunidad de Winsconsin.;


La misma banda asaltó a Séptimo McDonald, a quien lo despojaron de una pistola Macarov. Este identificó a uno de los asaltantes sólo como ŤPedroť.;


Las autoridades mencionaron que la ola de asaltos en Waspam se debe a que el grupo de delincuentes están pendientes de los vehículos que transitan por el lugar, pues creen que las víctimas portan drogas. ;