Sucesos

La sin nombre


— KARLA CASTILLO —

ĄHay que ser cara dura!;


Si el procurador de la Nińez y la Adolescencia, Carlos Emilio López, cree en la versión de la madre de las dos nińas supuestamente fotografiadas desnudas por un taxista, entonces quizás yo deba pensar que aún hay personas ingenuas en este mundo ¿Desde cuándo dos nińas de menos de diez ańos hacen Ťamistadť con un adulto desconocido, presentado por un vecino? ¿Desde cuándo una madre acepta que sus nińas salgan con un hombre y se complace con las regalías de éste? Basta tener sentido común para responder tales preguntas y si queda alguna duda, sólo hay que preguntar a los vecinos, para saber que la madre consentía la relación de sus hijitas con el supuesto pederasta. Y ahora sale esta seńora quejándose porque el Ministerio de la Familia le retira la tutela de las nińas, como si en algún momento le garantizó la estabilidad emocional y la seguridad física a las pequeńas para evitar precisamente que ocurriera un caso como éste. Dirán algunos que es la pobreza, pero resulta que aquí un 95 por ciento de los nicaragüenses procedemos de la clase muy pobre, y confío en que la mayoría protegemos a nuestros hijos porque no los vemos como carga ni como mercancía a la que hay que sacar ganancia.;


Más apoyo a las municipalidades;


Me sumo al clamor de las Alcaldías Municipales del país, para que se respete el monto originalmente asignado, 3.2 por ciento del Presupuesto General de la República. Sin ese apoyo, las Alcaldías más pobres, sobre todo, colapsarán, cerrarán, dejarán en el desempleo a varias personas, acrecentarán la pobreza en su territorio y será una desgracia total. Apoyo más la causa de las municipalidades, que la del seis por ciento ilimitado que se le entrega a las universidades dizque públicas, que ya casi todos sabemos que son más comerciales que las criticadas privadas, también llamadas universidades Ťde galerónť. No es posible que las casi 150 municipalidades que conforman nuestro país, que atienden a la totalidad de la nación, reciban menos presupuesto -finalmente quedó en 1.4 por ciento-, que un grupo de estudiantes y rectores con poco éxito. Analicemos, seńores, y no impogamos criterios con violencia.;


Monopolio en seńal de TV;


Un amable lector me envió una carta, para pedir que comentáramos el problema del monopolio ejercido en la seńal internacional de TV por la empresa ESTESA. Doy la razón al seńor Pedro Pablo Mendoza, porque incluso yo soy afectada por este monopolio, al serme negado el derecho a recibir la seńal por cable y conminarme al uso de la antena y seńal satelital, porque simplemente no quieren invertir unos cien metros de cable. Pero el problema de contar con sólo una empresa de TV por cable va más allá. Porque en cuanto se sintieron dueńos del mercado en la capital, enviaron a todos los clientes una carta en que se nos notificaba que a partir de tal fecha -hará unos cuatro meses-, deberíamos pagar el equivalente a 17 dólares, Ťporque debemos unificar nuestros cobros respecto al servicio que se presta en la región centroamericanať, además porque ellos deben pagar más por el alquiler de los postes -me lo dijeron a mí, incluso, pese a que no recibo seńal por cable-, y porque se incrementaron las tarifas impuestas por los canales internacionales de TV. Por otro lado, y me uno al criterio de don Pedro Pablo, nos meten varios canales Ťde rellenoť, canales en inglés para una población hispanoparlante, y en cuanto al número de canales, varía. Sería bueno que los amigos de la Liga de Defensa del Consumidor echaran un vistazo de pronto por ESTESA y se llevarán varias sorpresas.