Sucesos

Tres suicidios con cloroquina


— MOISES CENTENO RODRIGUEZ —

Tres personas se han suicidado en los últimos días, con pastillas de cloroquina, que son utilizadas para combatir la malaria.;


La última en morir fue la jovencita Eva Thompson Rosales, de 16 ańos, quien tenía dos meses de embarazo y al parecer enfrentaba problemas familiares, por lo que después de discutir acaloradamente con una hermana, atentó contra su existencia, tragando una sobredosis del fármaco en mención.;


De acuerdo al doctor Simón Nicanor Calero, director del centro de salud local, la muchacha presentó los primeros síntomas de intoxicación y fue llevada al dispensario, donde el personal médico comprobó que sufría de mareos, incapacidad para sostenerse en pie, no podía hablar y tenía la mirada fija. Pese a todos los esfuerzos, Eva falleció 40 minutos después. ;


Pese a que los pobladores comentan que quizás la muchacha se suicidó cansada de tanto sufrir maltrato familiar, sus parientes prefieren callar sus verdaderos motivos. ;


El galeno Calero alertó a los lugareńos a tener cuidado con la cloroquina, ya que éste es el veneno por excelencia de la zona del Atlántico Norte, mientras que en Atlántico Sur, el Pacífico y el centro del país es la pastilla para preservar granos básicos.;


Según el director del centro de salud, con Eva ya son tres los suicidios con cloroquina que se registran en los últimos días. En total, los tres suicidas ingirieron más de cien pastillas de dicho medicamento anti malárico. ;


El cuerpo de la joven embarazada fue trasladado hasta la comunidad de La Tungla, Prinzapolka, de donde era originaria. La venta y uso de este fármaco, advirtió el doctor Calero, debería ser contralada por las autoridades del Ministerio de Salud.