Sucesos

Supuesto homicida con dudosa coartada


— LIZBETH GARCÍA —

Una grave acusación lanzó contra la Policía Nacional el ciudadano Michael Alexanders Alegría Quiroz, al decir que la autoridad le quiere achacar un robo seguido de homicidio que no cometió, porque en el día y hora del hecho, precisamente estaba preso en el Distrito Cuatro. ;


ŤMe quieren culpar porque no lograron agarrar a nadieť, seńaló ante la juez Primero de Distrito del Crimen de Managua, Juana Méndez, el ahora reo seńalado de matar, junto a dos sujetos más, al vigilante Naldo José Blandón, de 42 ańos, para robarle una escopeta calibre doce. ;


El procesado seńaló a dos testigos para dar fe de que el día del crimen, el 19 de octubre, estaba en la cárcel porque había sido detenido por agentes del Distrito Cuatro un día antes, es decir el 18 de octubre, coartada que la juez deberá corroborar.;


Sin embargo, la Policía presentó como prueba en contra de Alegría, alias ŤNinoť, también conocido con el nombre de Alberto Leytón Alegría, cinco reconocimientos de testigos, los que seńalaron su foto diciendo que él, junto a otros dos sujetos, llegaron a la sede de la empresa Ofiteca, en el barrio El Paraisito, para despojar al vigilante de su arma y matarlo por resistirse al robo.;


HASTA LO VIERON CON LA ESCOPETA;


Incluso uno de los testigos seńaló que vio a ŤNinoť correr en la calle cargando en la cintura la escopeta robada y como intentara detenerlo, éste le habría hecho dos disparos para luego huir junto a uno de sus Ťcompinchesť.;


La segunda prueba que contra Alegría presentó la Policía es la declaración que éste brindara en la estación policial. En la misma el procesado indicó que a su casa, ubicada cerca del ŤCallejón de la Muerteť en el mercado Oriental, llegó un sujeto que sólo conoce como Javier, para invitarlo a participar de un robo de una escopeta en Ofiteca.;


Javier le habría dicho a ŤNinoť que tenía un comprador que daría 3,000 córdobas por el arma que realmente está valorada en 5,500 córdobas. Estando en el sitio del robo, a Javier se le escapó accidentalmente un disparo de la pistola que usó para intimidar al vigilante que se resistió al robo de su escopeta, revela la declaración que ŤNinoť habría dado, la cual no tiene su firma.;


Sin embargo, el procesado seńaló ante la juez Juana Méndez que no declaró nada ante la Policía y dijo desconocer pormenor alguno del crimen. Pero además, dijo que en la prueba de parafina que le tomaron en sus manos, los resultados fueron negativos. El procesado alegó que una herida que tiene en el hombro izquierdo nada tiene que ver con el crimen, pero no recordó la fecha en la que se la hizo.